Cómo pintarse los labios para lucir una sonrisa bonita

Andrea Collantes

Una bonita sonrisa es uno de los rasgos más sensuales de una mujer, por ello es importante cuidar al máximo nuestra dentadura y nuestros labios.

Toda gran sonrisa comienza por unos dientes limpios, por lo que lo más importante para lucir una dentadura sana y bonita es la higiene bucodental. Debemos cepillarnos los dientes tres veces al día y utilizar además hilo dental para eliminar los restos de alimentos y la placa dental entre diente y diente. ¡No olvides llevar siempre un cepillo de dientes en el bolso!

El tipo de cepillo que utilicemos es crucial, pregunta a tu dentista cuál es el más adecuado para tu dentadura y recuerda cambiarlo como mínimo cada tres meses.

Cuidado con ciertas bebidas y alimentos

Hay ciertos alimentos y bebidas que tomamos habitualmente que manchan nuestros dientes.

Los cítricos y las bebidas carbonadas por su alto contenido en ácido, actúan desgastando nuestros dientes. El vino, tanto blanco como tinto, el café y el té también pueden ser grandes enemigos de nuestra dentadura. Es recomendable que, siempre que puedas, te enjuagues la boca con agua después de beberlos e intentes hacerlo con una pajita.

Hay ciertos alimentos que ayudan a mantener nuestros dientes sanos y blancos como el queso y el yogurt, por su alto contenido en calcio; la manzana, que además ayuda a fortalecerlos; los vegetales, como la zanahoria y el apio; las uvas y el limón.

Reduce los alimentos que contengan exceso de azúcar, ¡Come chocolate! Está demostrado que el grano del cacao tiene propiedades antibacterianas.

El tabaco es uno de los grandes enemigos de nuestros dientes puesto que los mancha, desgasta y envejece prematuramente, depende de ti.

Trucos para destacar nuestra sonrisa con el maquillaje

Las pieles morenas hacen contraste con el blanco de los dientes por lo que si tienes la piel blanca usa polvos bronceadores, ligeramente más oscuros que el tono de tu piel para que quede natural.

Hay ciertos tonos de labiales con los que nuestros dientes se ven más amarillentos, como el coral y los tonos naranjas. Sin embargo, los colores que contienen azules en su composición como los ciruela, vino o cereza, minimizan el amarillo de los dientes.

Los gloss por su brillo y los tonos rosados siempre serán una buena elección.