Punto y coma: qué significa este tatuaje ortográfico

Sonia Murillo

Los tatuajes del punto y coma tienen un significado muy especial y es que este símbolo es mucho más que un signo de puntuación para algunas personas. Te contamos lo que quieren transmitir con él y el bonito proyecto de concienciación que hay detrás del tattoo de moda.

El punto y coma es un signo de puntación que se utiliza para marcar una pausa mayor que una coma pero menor que un punto. Es decir, se utiliza para continuar en otra frase con una idea que depende de la anterior. En la mayoría de los casos su uso es subjetivo, y se puede sustituir tanto por un punto como por una coma.

La idea detrás del punto y coma

Tomando esta idea como punto de partida nace Proyecto Punto y Coma (#projectsemicolon) que intenta visibilizar el problema de las enfermedades y patologías mentales. Este proyecto promueve que aquellos que hayan sufrido problemas de ansiedad, depresión, autolesiones o incluso pensamientos suicidas, le digan al mundo, sin vergüenza ni estigmas, que lo han superado mediante un tatuaje.

Para #projectsemicolon 'el punto y coma se utiliza cuando el autor de la frase podría haberla terminado, pero decidió no hacerlo. Tú eres el autor y la frase es tu vida'. Este colectivo pensó que llevar un tatuaje con este símbolo era la mejor manera de que sus portadores pudieran contarle al mundo lo que han pasado y su elección de seguir viviendo cuando les pregunten por el significado de este. Es decir, un modo de expresar su fortaleza personal.

Por eso, llegaron a un acuerdo con un estudio de tatuajes en Estados Unidos que ofrecía 400 tatuajes gratuitos para aquellas personas que habían pasado por esta situación. Llevar el punto y coma es un recordatorio para todos ellos (y para los cientos de personas en el mundo que intentan quitarse la vida cada día) de que hay que seguir luchando por superar todos esos problemas.

El tatuaje del punto y coma suele hacerse en la muñeca aunque muchas personas deciden llevarlo en otras partes del cuerpo como la nuca o detrás de las orejas. No obstante, lo mejor es que sea visible tanto para el que lo lleva como para otras personas. Puede hacerse solo o acompañado de frases y otros símbolos.