Uñas de Halloween: una manicura de miedo

Eugenia Carré

No queda nada para la noche más terrorífica del año y, seguramente ya tengas tu disfraz y tu fiesta preparada, pero ¿qué pasa con tus uñas? ¿No estarás pensando en dejarlas a un lado? La manicura puede hacer que tu disfraz pase de ser genial a impresionante.

Sobra decir que, hay que mantener las uñas cuidadas y con una buena manicura, porque si pretendemos hacer un diseño espectacular, debemos tener una buena base para hacer el diseño. 

Diseños de uñas terroríficos para hacernos la manicura en Halloween

Hay multitud de diseños para una noche en la que el miedo debe ser el protagonista. Lo ideal es elegir un limado de uñas en pico o cuadradas pero, sobre todo, uñas largas. Lo de limarlas dependerá del disfraz que elijamos, si nos disfrazamos de bruja, por ejemplo, las limaremos en pico y, si vamos de niña muerta pues optaremos por uñas cuadradas. 

La mayoría de las manicuras terroríficas llevan una base lisa y, encima un diseño realizado con un pincel muy fino con el que dibujaremos. 

- Manicura de araña: aplica una base por toda la uña con un color claro, como puede ser un verde manzana. Con cuidado y, una vez que se haya secado bien la laca base, dibuja en una de las uñas dos puntos grandes unidos, termina el dibujo dibujándole cuatro patas a cada lado. En los demás dedos dibuja una telaraña. 

- Calavera: pinta la base de la uña de blanco, y con un pincel especial para hacer diseños de manicura, dibuja dos círculos simulando las cuencas de los ojos, un corazón invertido a modo de nariz y, en el extremo, haz pequeñas celdas para recrear los dientes. 

- Calaveras mini: dibuja la base en negro, una vez seco, dibuja circulitos blancos con bastante espacio entre ellos, te cabrán unos cuatro o así en cada dedo. En cada circulo dibuja debajo tres circulitos pequeños. Para terminar simula, mediante dos redondeles negros, los ojos de las calaveras. 

- Degradadas sangrientas: ¿recordáis como se hacían las uñas degradadas? Pues vamos a aplicar esta técnica para simular que sangramos por las uñas. Elegid un color blanco o nude para la base de la uña. A continuación con una laca roja, tirando a burdeos aplicad en el extremo mucha cantidad de producto y levantad las manos, el producto se irá escurriendo y parecerá sangre goteando. 

Recurre a las uñas postizas para la manicura de Halloween

Si te comes las uñas, las tienes muy cortitas o, simplemente te apetece darle un extra de dramatismo a tu look hazte con las uñas postizas. Además lo bueno es que si no tienes tiempo a pintarlas hay multitud de diseños ya hechos que sólo tendrás que recordar los pasos para ponerte las uñas postizas, pegarlas y, ¡listo! 

Puedes leer más artículos similares a Uñas de Halloween: una manicura de miedo, en la categoría de Uñas en Diario Femenino.