¿Cómo saber si tienes sobrepeso?

Sergio Gallego

Ya queda poco para que llegue el verano y todo el mundo quiere tener una figura espectacular con la que presumir durante las vacaciones. Pero más que perder peso, lo importante es tu salud, y para ello es necesario seguir una dieta saludable. Por otro lado, es importante conocer tu cuerpo y saber si estás en un peso correcto, un peso que te pemita hacer tu vida sin riesgo para la salud. En esta ocasión, te damos la fórmula con la que averiguar en qué situación estás según tu peso y tu altura y descubrir si tienes sobrepeso. 

Cómo averiguar si tienes sobrepeso

Una manera de averiguar si te encuentras en tu peso ideal consiste en usar la famosa fórmula de Índice de Masa Corporal (IMC). El IMC indica de una forma precisa el peso ideal de cualquier persona y consiste en dividir el peso en kilogramos entre la cantidad que resulta de elevar al cuadrado lo que mides en metros. Por ejemplo: Si pesas 60 kilos y mides 1,65 centímetros hay que dividir 60 entre el resultado de multiplicar 1,65 x 1,65. El resultado sería de 22,22. A partir de aquí hay que saber interpretar el resultado para conocer tu peso ideal. 

A partir de obtener una determinada cifra, hay que comprobar dicho resultado con una escala como esta:

- Si tu IMC es inferior a 18,5 tu peso es más bajo de lo normal.  

- Si tu IMC se encuentra entre 18,5 y 25 es que tu peso es normal. 

- Si tu IMC se sitúa entre 25,1 y 29,9 tienes algo de sobrepeso. 

- Si tu IMC se sitúa entre 30 y 34,9 padeces obesidad de grado 1. 

- Si tu IMC se encuentra entre 35 y 39,99, tienes obesidad de grado 2. 

- Para un IMC superior a 40 se indica que padeces obesidad mórbida.

 El IMC es válido para una persona adulta de edad comprendida entre los 18 y los 65 años.

Según el IMC que obtengas, debes acudir a un experto en nutrición que te ayude a perder esos kilos de más de tu cuerpo (también quizás en ganar esos kilos o en ver por qué tu IMC está por debajo de 18,5). Si tienes algo de sobrepeso es aconsejable empezar un tipo de alimentación que sea poco calórica y saludable. Olvida las grasas saturadas, los azúcares añadidos y la comida basura y dale preferencia a alimentos tan nutritivos como las verduras, las hortalizas, las legumbres o la fruta. Con estos simples detalles y algo de ejercicio, seguro que lo consigues en poco tiempo.

En el caso de que padezcas obesidad de grado 1 o de grado 2, tienes que ponerte en manos de un especialista que te ayudará a dejar atrás esos kilos de más que acumulas en tu cuerpo y a tener una vida más saludable.

En el caso de que tu IMC sea superior a 40, debes acudir de una manera urgente a un profesional, ya que tu salud se está viendo severamente afecta. El especilista será el encargado de determinar los pasos a seguir: dieta, operación... Todo lo necesario con el fin de eliminar toda la grasa posible de tu cuerpo y que te hace padecer una obesidad de tipo mórbida.