¿Se puede adelgazar comiendo atún y arroz?

Ponemos sobre la mesa la dieta del arroz y el atún

Beatriz Martínez

Dieta atún y arroz

Como bien te habrás dado cuenta, en Diario Femenino somos aficionadas a comer de forma saludable, a eso y a hacer ejercicio. Es por ello que cada vez que llega a nuestros oídos una dieta nueva de esas que llaman “milagro”, ponemos los ojos en ella para conocerla a fondo y averiguar si de verdad merece la pena intentarlo o, si por el contrario, es algo que en nada beneficia a la salud.

Las dietas milagro o las que llaman “rápidas” pueden hacerte perder peso en tan solo unas semanas, pero a costa de dañar tu salud, y no solo eso, sino que además la mayoría de este tipo de alimentos tiene el efecto rebote, es decir, vuelves a ganar peso una vez has acabado con la dieta.

Qué es la dieta del atún y el arroz

Qué es dieta atún y arroz

La dieta la bella durmiente, la del huevo cocido... Ahora analizamos las bondades y no tan bondades de seguir una alimentación a base de atún y arroz. ¿Se puede adelgazar comiendo atún y arroz? Sí, pero si solo comes atún y arroz, la cosa cambia mucho.

La dieta del arroz y el atún está pensada, según nos informan, para bajar hasta 3 kilos en tan solo 6 días. Estos alimentos aportan nutrientes, proteínas, energía y son muy bajos en grasas, más aún si optas por el atún natural y el arroz integral.

El plan semanal más o menos sería este: arroz y atún en porciones pequeñas para las comidas principales y para el resto, yogur descremado, fruta y té o infusión de hierbas naturales. Estamos ante una dieta totalmente desequilibrada y muy monótona que no aporta al organismo los nutrientes que necesita. ¿Y qué es un dieta sana y equilibrada? Una que tiene un 55% de hidratos de carbono, un 15% de proteínas y un 30% de grasas y, has acertado, comer arroz y atún no cuadra con estos porcentajes.

Los 4 inconvenientes de seguir una dieta a base de atún y arroz

efectos negativos de la dieta del arroz y el atún

1 Falta de nutrientes necesarios para el organismo.

2 El estado de ánimo decae al comer siempre lo mismo.

3 Pérdida de masa muscular.

4 Digestiones pesadas y otros trastornos gastrointestinales.

5 Efecto rebote. Los kilos perdidos se ganan con facilidad un vez ha terminado la dieta.

Si lo piensas bien, la dieta del arroz y el atún, como tantas otras, nos promete perder peso en poco tiempo sin apenas esfuerzo, algo que es totalmente ilógico.

Lo más acertado y lo que nosotras recomendamos una y otra vez, es seguir una alimentación saludable y equilibrada todos los días del año, los caprichos están permitidos, lo que no está permitido es querer hacer la típica “operación bikini” en unos pocos días y esperar tener el mejor de los resultados sin dañar el estómago.

Sí, se puede adelgazar comiendo atún y arroz, pero no merece la pena, mejor incluir estos alimentos y alternarlos con el resto de la dieta mediterránea.