Lunares en la piel, ¿miedo o complejo?

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

No dejamos de observar nuestro cuerpo en busca de imperfecciones o supuestas imperfecciones. Muchas personas viven acomplejadas por los lunares que tienen en distintas partes del cuerpo, especialmente los lunares de la cara. En esta ocasión, no nos ocupamos solo de superar el complejo, sino también de descubrir si los lunares son peligrosos o no.

Cómo superar el complejo por tener un lunar

Hay quien piensa que tener un lunar en la cara es un rasgo de lo más atractivo. Generalmente, esta idea es la de aquellas personas que no conviven con ese lunar, porque la persona que lo lleva tiene una percepción radicalmente distinta de su lunar. ¿Los lunares son estéticos o antiestéticos? Lógicamente, quienes tienen este complejo físico, lo consideran no solo antiestético, sino también un defecto físico.

Si además el lunar se localiza en el rostro, el complejo puede derivar en otro complejo de inferioridad, porque estos rasgos tan evidentes y visibles suelen ocasionar graves problemas de autoestima. Ahora bien, el complejo de lunares no es únicamente una cuestión estética. Algunos lunares son peligrosos y pueden derivar en un cáncer de piel. La única forma de saberlo con exactitud sería acudir al dermatólogo.

Si el lunar presenta algún riesgo, ya no estaríamos hablando de ningún tipo de complejo, sino de un problema de salud. Y es aconsejable eliminar ese lunar mediante cirugía o con láser, según lo que recomiende el especialista. Si el lunar no es peligroso, las opciones son o aceptar el lunar o someterte a una cirugía innecesaria que acabará con tu lunar, pero que dejará una cicatriz más o menos llamativa.

Y es que muchas personas que han vivido acomplejadas durante mucho tiempo por sus lunares, han descubierto que al eliminar la causa de su complejo no ha desaparecido el malestar, ya que la cicatriz es más antiestética que el propio lunar. Por eso siempre aconsejamos plantear todas las posibilidades antes de someterse a una cirugía innecesaria. Comprueba primero si tu lunar no es de esos rasgos que te dan personalidad y te hacen más sexy.