Problemas laborales por falta de autoestima: tu trabajo depende de ti

Laura Sánchez
Laura Sánchez Especialista en interpretación de sueños

La mayoría de las personas son conscientes de su grado de autoestima, saben que deben trabajar para mejorarla. Lo difícil es encontrar las herramientas adecuadas para transformar esa visión negativa de uno mismo.

Y sin embargo, hay que hacerlo, porque los problemas de autoestima no solo nos convierten en persona inseguras, insatisfechas e infelices. También pueden ocasionarnos problemas laborales.

Tu valor en el trabajo

Si sientes que no eres una profesional competente, si crees que no eres eficaz en tu trabajo, si vas a trabajar con temor a cometer algún error, es que tienes problemas de autoestima. Cierto que no todas las personas acuden a su trabajo con la ilusión de desempeñar una tarea que les haga feliz, pero de ahí a pensar que no vales para tu trabajo hay un largo camino de desgaste de la autoestima.

Esa sensación de ineptitud en el trabajo la tendrás también en el resto de los ámbitos de tu vida, con lo que entramos en un terreno muy peligroso en el que juega un papel fundamental la valoración como persona, no solo como profesional. Pero si en tu vida personal y en tu vida laboral no te valoras a ti misma como te mereces, es seguro que los demás harán esa misma valoración de ti.

Por eso es importante aprender a valorarse, reconocer la propia valía y hacerse valer a los demás. Si te han contratado en ese puesto de trabajo es porque reúnes los requisitos para hacerlo bien, así que vales. No hace falta que te castigues con cada error que cometas, porque seguro que tus compañeros también cometen errores. La diferencia entre tú y ellos es la forma de afrontar esos errores.

Hazte valer en el trabajo

Antes de que pongas en peligro tu empleo a causa de una baja autoestima, plantéate si de verdad quieres desarrollarte profesionalmente en ese ámbito. Porque muchas veces, el motivo de la insatisfacción laboral y de esa bajada de autoestima es porque nos encerramos en trabajos que nos alimentan físicamente pero no emocionalmente. Y si estás atrapada en un trabajo que no te gusta, pero no es el momento de arriesgar, igualmente debes dar lo mejor de ti misma.

Lo mejor de ti misma en tu trabajo es mucho. Lamentablemente no puedes esperar el reconocimiento de tu trabajo ni que otros valoren tu esfuerzo. Eso es algo que deberás hacer por ti misma, para lo cual debes ganar confianza en ti misma. No dejes que tu baja autoestima te paralice ante los imprevistos. Actúa, decide, resuelve. Y si te equivocas, no pasa nada, aprende del error y en la siguiente ocasión sabrás cómo reaccionar.

Debes tener en cuenta que esa pobre imagen que tienes de ti misma la estás trasladando a tus jefes y compañeros. Como no podemos suponer en todos los empleos un ambiente de trabajo amigable y de apoyo, sentirte incapaz no es la mejor carta de presentación. No dejes de lado tu desarrollo personal en el trabajo, porque mejorar la autoestima pasa por sentirte segura en todos los ámbitos de tu vida.

Puedes leer más artículos similares a Problemas laborales por falta de autoestima: tu trabajo depende de ti, en la categoría de Autoestima en Diario Femenino.