Cómo saber si tengo mal de ojo: 4 métodos para averiguarlo

Si sospechas que puedes sufrir mal de ojo, hay algunos métodos para comprobarlo

Laura Sánchez

Aprende a detectar el mal de ojo

Últimamente todo te sale mal, tus días son verdaderas pesadillas de desastres encadenados y ya has pasado de pensar que te ha tocado una racha de mala suerte a pensar que estar sufriendo un mal de ojo. Porque la mala suerte no dura tanto, ¿no? Si quieres saber si tienes un mal de ojo, conocemos algunos métodos para averiguarlo.

Síntomas de que tienes mal de ojo

El mal de ojo no es únicamente un asunto de superstición. Se trata de la energía negativa que te llega de una persona tóxica que te desea el mal. Si bien los sucesos cotidianos desastrosos se pueden atribuir a la mala suerte, hay otros síntomas que pueden hacer pensar que estás sufriendo un mal de ojo.

Los síntomas varían en cada persona y también según el poder de ese mal de ojo. Nerviosismo, sensación de fatalidad, la impresión de que no tienes las riendas, mareos, fatiga, náuseas y una presión en el pecho que te hace dudar de si estás sufriendo ansiedad u otra cosa. Si has detectado alguna persona tóxica en tu vida que te envidia o que está enfadada contigo, es muy posible que tengas un mal de ojo.

Qué hacer cuando tienes mal de ojo

Cómo saber si tienes mal de ojo

Pero, ¿cómo comprobarlo? Hay algunos métodos para saber si tienes mal de ojo o solo estás pasando una mala racha y la suerte te ha abandonado durante una temporada.

1 Puedes poner un poco de aceite de oliva en tu dedo corazón y dejar caer unas gotas en un vaso de agua. Fíjate qué hace el aceite porque si se dispersa en el agua, podrías estar sufriendo un mal de ojo.

2 Otro método es poner dos o tres pelos de la cabeza en un vaso de agua. Luego añades tres gotas de aceite y a esperar una hora. Si el cabello se ha hundido, es que tienes mal de ojo. Si el cabello sigue flotando, tranquila, porque se trata de una mala racha pasajera.

3 Un método que lleva un poco más de tiempo pero que merece la pena la espera es el del limón. Tienes que cortar un limón en cuatro partes y untar su pulpa con azúcar. Luego lo colocas debajo de la cama durante tres días. Si a la cuarta noche el limón está negro, sí, puede que estés sufriendo un mal de ojo.

4 Para esta prueba vas a necesitar un poco de paciencia, porque hay que esperar una semana, pero parece de lo más efectiva. Tienes que colocar un vaso con vinagre, agua y sal debajo de la cama y si después de una semana la sal se ha subido por las paredes del vaso, es muy posible que tengas un mal de ojo.

Qué hacer si tienes mal de ojo

Si ya has comprobado que tienes mal de ojo, mantén la calma, porque todo tiene arreglo. Las energías negativas se combaten con energías positivas y no te puedes creer el poder inmenso de la mente para este tipo de hechizos. No te hundas al saber que tienes mal de ojo y ponle remedio con la fuerza de la actitud positiva.

Aunque tampoco te vendría mal tener algún amuleto o talismán contra el mal ojo para ayudarte en tu tarea de limpiar toda esa energía negativa que alguien te está transmitiendo. Además, recuerda que el Karma se ocupará del resto.