Cómo diferenciar los trastornos del sueño de las depresiones

Marta Valle

Por norma general, consideramos las horas de sueño como algo absolutamente habitual en nuestro devenir diario, sin embargo son muchas las anomalías a este respecto que reciben consulta en los centros médicos ya que el padecimiento de un trastorno relacionado con el insomnio puede ser el detonante de multitud de dolencias subyacentes mucho más severas.

Realizar esta aclaración resulta absolutamente necesario a la par que pertinente puesto que en más ocasiones de las que podríamos considerar deseables se confunde el diagnóstico de un trastorno del sueño con el de una depresión.

Ciertamente son dolencias que pueden interrelacionarse entre sí a modo de síntomas, aunque sus vías de tratamiento no disponen demasiados elementos en común.

Diferenciar un trastorno del sueño de una depresión

Según algunos especialistas como Javier Nieto, catedrático en la Universidad de Wisconsin (Estados Unidos), el problema esencial de los trastornos de sueño es que no se investigan lo suficiente o no se diagnostican con precisión. Estos dos errores de base pueden llevar a los médicos a diagnosticar una depresión cuando debería considerarse la posibilidad de un problema de insomnio y, por tanto, prescribir medicamentos antidepresivos. Esto puede convertirse en un importante obstáculo puesto que no solo la paciente no dispone de la suficiente capacidad para recuperar una función absolutamente normal sino que además es posible que ésta pueda desarrollar una depresión a nivel crónico.

Para evitar este tipo de problema habremos de realizar por nosotras mismas una labor activa de identificación de síntomas que puedan diferenciar a priori un posible trastorno del sueño de una depresión. Para ello, podemos considerar factores que pueden propiciar el insomnio como el descanso en estancias muy ruidosas, una cama poco cómoda, la escasa realización de actividades deportivas o las rutinas excesivamente irregulares.

Una vez definido el problema con la concreción debida, el especialista podrá diagnosticar con precisión la enfermedad que nos afecte y prescribir el tratamiento adecuado para ella. Para los trastornos del sueño, no solo la medicación resulta un remedio efectivo sino también las modificaciones sustanciales en todas aquellas rutinas que perjudiquen nuestro estado.

Puedes leer más artículos similares a Cómo diferenciar los trastornos del sueño de las depresiones, en la categoría de Depresión en Diario Femenino.