Reflexología para tratar la depresión

Cómo te puede ayudar la reflexología a sentirte mejor

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Cada vez estamos más convencidas que los tratamientos para la depresión deben actuar de forma global, combatiendo todos los síntomas de la depresión, pero también tratando el origen del problema, que no es otro que un desequilibrio entre mente y cuerpo.

Tratando de buscar ese equilibrio, para que sea nuestro propio organismo el que ponga en marcha los procesos de curación, nos hemos acercado a algunas terapias alternativas, basadas en milenios de tradición como la acupuntura, el Reiki o la reflexología. Descubre la reflexología como tratamiento de la depresión.

Qué es la reflexología

Ya lo hemos visto en el caso de la acupuntura o de los masajes de Reiki, que la presión, el masaje o la estimulación de determinadas zonas de nuestro cuerpo puede resolver problemas como el insomnio, el estrés y la ansiedad. Y parece que en el caso de la depresión, también son muy efectivas.

La reflexología es una técnica que consiste en presionar o masajear puntos concretos, sobre todo del pie, pero también en las manos, en las rodillas o en el codo. Esos puntos concretos son las llamadas zonas reflejas, que funcionan como nexos de unión con otras partes de nuestro cuerpo. Estamos ante una visión del organismo como un todo interconectado, algo que se acerca mucho a la idea de que para superar la depresión necesitamos restaurar el equilibrio y los flujos de energía.

Al presionar en algunos puntos del pie, la estimulación se refleja en la parte del cuerpo que está conectada a esa zona refleja, por lo que los beneficios de esta técnica se observan no solo en los casos de depresión, sino también de otras enfermedades, de los problemas musculares, del insomnio, etc. En todo caso, conviene ponerse en manos de profesionales si nos decidimos por la reflexología para tratar la depresión.

Cómo puede ayudarte la reflexología en la depresión

Muchos de los síntomas de la depresión, como el insomnio, la fatiga, la ansiedad o incluso los dolores musculares pueden reducirse con un tratamiento de reflexología. Pero es que además, esta técnica también actúa sobre el estado de ánimo en general, por lo que después de una sesión de reflexología enseguida nos notaremos más animadas.

En el pie, las zonas reflejas que hay que trabajar para ayudarnos a superar la depresión, se encuentran en los dedos y en la misma base de los dedos, ya que son las zonas que están directamente conectadas con el cerebro. De esta manera, los canales de comunicación entre el cerebro y el pie se restaura y la energía vuelve a fluir de forma natural.

Las ventajas de la reflexología para tratar la depresión son muchas, ya que no tiene efectos secundarios. Pero como siempre advertimos, cuando hablamos de depresión y de terapias alternativas, debemos tomar estas técnicas como un complemento al tratamiento farmacológico y psicológico.