Cuidado de los pies: qué es la reflexología podal

¿Cómo te pueden ayudar los masajes en los pies a sentirte mejor?

María José Roldán Prieto

Cuando te duelen los pies es posible que busques formas de aliviarlos y quizá te eches cremas o metas los pies en agua caliente con sales, pero, ¿alguna vez has escuchado hablar de la reflexología podal? Esta no solo te ayudará a aliviar los dolores de los pies, pero también en otras zonas del cuerpo.

Si no habías escuchado antes hablar sobre ella, a partir de hoy encontrarás una nueva forma de alivio a través de la reflexología, pero primero debes saber de qué trata para aprender un mejor cuidado de tus pies y de tu cuerpo.

Qué es la reflexología podal

La reflexología podal es una terapia de presión aplicada que implica la estimulación de los puntos reflejos que se encuentran en el pie. Estos puntos reflejos del pie corresponden a áreas específicas del cuerpo y cuando se utilizan de forma individual o se combinan producen un gran beneficio terapéutico. Como puedes comprobar la reflexología podal no sólo sirve para los pies sino que es un gran método de alivio para otras partes del cuerpo.

La reflexología podal no es algo que se haya inventado ahora, es algo que se conoce desde la antigüedad. Se conoce que existe en la sociedad desde hace 5000 años y apareció en China, Egipto y en la India.

Los beneficios de los masajes de reflexología

Son grandes los beneficios que existen gracias a la reflexología podal y es que no existe ninguna parte del cuerpo que pase más estrés diario que los pies. Con ellos corres, andas, saltas… tus pies lo aguantan todo. Los reflexólogos creen que la salud en general comienza en los pies y se desplaza hacia arriba. El masaje en los pies, además de hacerte sentir de maravilla tiene grandes beneficios.

Muchos profesionales afirman que los masajes en los pies y la reflexología podal pueden currar las dolencias menores, prevenir o curar enfermedades, aumentar la energía, alivia el estrés, el dolor o la ansiedad, mejorar la circulación sanguínea y linfática, prevenir lesiones, aliviar el dolor de la quimioterapia, aliviar el dolor de las piernas, etc.

Pero los beneficios de la reflexología podal no sólo son algo físico, también pueden mejorar su estado mental y emocional. Muchas personas buscan la relajación, y el alivio del estrés. Y es que con menos estrés la calidad de vida puede mejorar enormemente.

¿Alguna vez has probado la reflexología? ¿Has notado alguno de sus beneficios?