Actividades para reducir el estrés: ¿nerviosa yo?

Leer y escuchar música puede ayudarte a combatir los nervios...

Silvia Bernadó

Son muchas las personas que sufren estrés, seguramente tu también lo has sufrido alguna vez. Para algunos se trata de algo puntual, en otros casos se vuelve una como una enfermedad crónica.

Uno de los principales problemas del estrés es que sus manifestaciones son tan psicológicas como físicas, el estado anímico se puede llegar a ver muy afectado, causando irritación, mal humor e incluso principios de depresión. Físicamente también podemos encontrarlo en dolores de cabeza, dolores de tripa, cansancio general.

Combatir el estrés

Es importante detectar cuándo hay estrés y buscar formas de combatirlo.

Llevar una vida organizada, dedicar-se tiempo a una misma o tomarse las cosas con calma son algunas de las cosas que podemos hacer para ahuyentar el estrés de nuestra vida. Pues si no, éste será solo el desencadenante de una serie de efectos a todos los niveles, des de insomnio hasta problemas de salud mental.

Detecta de dónde proviene tu estrés, si es por culpa de tu trabajo, de tu familia, de las dificultades a la hora de congeniar ambos campos y ponle remedio.

Actividades para combatir el estrés

Son muchas las actividades que puedes realizar para relajarte y llevar a tu mente a un lugar de paz o para sacar de ti todo lo malo que te provoca estar estresada. Algunas de estas actividades pueden ser:

-          Lee, busca un libro que te guste y que te ayude a desconectar de tu mundo real un rato todos los días.

-          Escucha música, relájate con música tranquila, túmbate y disfruta del placer de una buena melodía.

-          Medita, hay muchas técnicas de meditación que puedes poner en práctica y que te ayudaran a encontrar tu propio equilibrio.

-          Haz deporte, sal a caminar todos los días, practica algún deporte o ve al gimnasio de forma regular, te ayudará a aliviar tensiones.

-          Haz manualidades o pinta, despierta el artista que hay en ti y busca en las manualidades o la pintura un refugio para tu mente.

Cualquier actividad que te guste puede ser una buena solución para el estrés, cosas que no sean una obligación en tu día a día, ir al cine con tus amigas puede ser tu solución, por ejemplo.