¿Sabes cómo se llama la fobia a las palabras largas?

La hipopotomonstrosesquipedaliofobia es la fobia a las palabras largas

Laura Sánchez

Te contamos cómo se llama la fobia a las palabras largas

No dejan de sorprendernos algunas fobias curiosas y, por suerte, poco frecuentes. Si bien estamos habituados a oír hablar de la aracnofobia, de la claustrofobia o de la agorafobia, hay otros trastornos fóbicos que nos dejan sin palabras. Y de palabras hablamos cuando hablamos de la hipopotomonstrosesquipedaliofobia, concretamente de palabras largas.

La fobia a la palabras largas

La fobia a las palabras largas se llama hipopotomonstrosesquipedaliofobia, un término tan difícil de pronunciar que una persona con este trastorno sería incapaz de hacerlo. ¿Has probado a hacerlo tú? No te preocupes si te cuesta, eso no quiere decir que sufras fobia a las palabras largas.

Las personas que sufren hipopotomonstrosesquipedaliofobia tienen miedo a decir palabras largas en su conversación o en un discurso. Es una fobia que está muy relacionada con el miedo a hablar en público, con la timidez patológica o con la fobia social, pero en cualquier caso se trata de una fobia más limitante de lo que puede parecer a simple vista.

Síntomas de esta fobia tan curiosa

La hipopotomonstrosesquipedaliofobia es limitante debido a la serie de síntomas que desencadena. Los síntomas físicos son los habituales síntomas de ansiedad, como mareos, taquicardia o sensación de asfixia. Síntomas que surgen cuando la persona se ve obligada a pronunciar una palabra larga o incluso cuando se imagina la situación.

Pero lo que más limita son los síntomas psíquicos de este trastorno fóbico, ya que se manifiestan fundamentalmente en una baja autoestima. Las consecuencias de esta fobia a las palabras largas en el ámbito social son evidentes, pero también puede hacer estragos en el trabajo, así que hay que tratarla cuanto antes.

Cómo superar la fobia a las palabras largas

Causas de la hipopotomonstrosesquipedaliofobial 

El origen de la hipopotomonstrosesquipedaliofobia es variado. La causa más frecuente es haber vivido una experiencia traumática en la infancia. Si alguna vez recibiste las burlas de tus compañeros por trabarte al decir alguna palabra complicada, puede que sea el motivo de desarrollar esta fobia.

La particularidad de la fobia a las palabras largas es que está muy ligada a la fobia social, a la timidez y al miedo a hablar en público, porque lo que no hay que descartar ningún origen. El desgaste que esta fobia produce sobre la autoestima es el principal motivo para buscar un tratamiento, ya que en principio parece bastante fácil sobrevivir evitando palabras complicadas.

Tratamiento del miedo a las palabras con muchas letras

Pero que puedas pasarte toda la vida evitando palabras largas no soluciona el trastorno fóbico, así que lo mejor es buscar ayuda psicológica. La terapia cognitivo conductual te ayudará a encontrar el origen de la fobia, transformar el pensamiento distorsionado y reducir el impacto negativo que el estímulo produce en tu conducta.

En este caso, también hay que trabajar para mejorar la autoestima, para ganar seguridad en uno mismo y para vencer las limitaciones sociales que implica. Y como ocurre con todas las fobias, practicar técnicas de relajación es fundamental para reducir los efectos de la ansiedad.