Qué significa soñar que no te puedes mover

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Soñar que no te mueves

Una de las pesadillas más frecuentes es soñar que no te puedes mover. A medio camino entre un fenómeno físico como es la parálisis del sueño y una angustiosa pesadilla, de este sueño en el que no te puedes mover también puedes aprender muchas cosas. Descubre en nuestro diccionario de sueños todos los significados relacionados de soñar que no te puedes mover.

La parálisis de tu vida se traslada al sueño en el que no te puedes mover

En muchas ocasiones esa sensación de no poder moverte en sueños no requiere ninguna interpretación concreta porque no se trata de un sueño, sino de una fase de tu actividad cerebral en la que coinciden el sueño y la vigilia formando una combinación de lo más angustiosa. Si no ocurre con frecuencia, tampoco es algo de lo que debas preocuparte.

Otra veces sí es un sueño o, más bien, una auténtica pesadilla, en la que sueñas que no te puedes mover, que estás paralizada y no puedes realizar ningún movimiento. Generalmente esta parálisis onírica viene acompañada de otros impedimentos como no poder gritar o hablar y su significado está relacionado con tu frustración vital. En tu vida real también sientes que tienes la manos atadas y que no puedes avanzar.

Este tipo de pesadillas ocurren en esos momentos en los que estás exhausta, cansada de luchar, agotada de sobrevivir e incapaz de ver el lado positivo. Debes estar muy atenta a este sueño porque ocurre en momento previos a la depresión. Esa sensación de no poder moverte en sueños es un reflejo de que en la vida real has tirado la toalla, te has rendido y te has quedado paralizada.

A pesar de las interpretaciones negativas de algunos sueños como este en el que no te puedes mover o ese otro sueño parecido en el que no puedes hablar, siempre puedes utilizar su interpretación a tu favor. No te rindas, sigue intentando moverte porque los momentos difíciles siempre pasan, no dejes que una mala racha se instale en tu vida para siempre, déjala marchar y te podrás mover.