Soñar que la tierra tiembla: vuelve a creer en ti misma

Recupera el equilibrio gracias a tus sueños

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Hasta de los sueños más desagradables puedes sacar provecho en su interpretación porque son reveladores de tu momento vital. Es el caso de soñar que la tierra tiembla, un sueño muy inquietante que te ayudará a entender algunos aspectos de ti misma y, a partir de ahí, mejorar. Descubre en nuestro diccionario de sueños qué significa soñar que la tierra tiembla.

Interpretación de soñar que la tierra tiembla

Puede que estés caminando por la calle o que estés tranquilamente en el jardín y de pronto notas un temblor bajo tus pies. No es exactamente un terremoto, pero la tierra se ha puesto a temblar y tú no sabes lo que está pasando. Este sueño puede llegar a ser tan aterrador como una pesadilla, pero por suerte no es una premonición y no va a hacerse realidad.

1 En cambio, sí debes prestar mucha atención a su significado porque habla de tu momento vital convulso, confuso e inseguro. Que la tierra tiemble bajo tus pies denota inseguridad. Lógicamente tus pies no pisan en firme y puedes perder el equilibrio, tropezar o incluso caerte al suelo. No es difícil imaginar cómo te sientes por dentro.

2 Este sueño en el que la tierra tiembla ocurre para que seas consciente de tus emociones. Estás perdiendo el control, no tienes las riendas de tu vida, los problemas te superan y tu equilibrio emocional ha saltado por los aires. Puede que te haya ocurrido algo concreto o puede que estés sufriendo problemas de ansiedad pero, en cualquier caso, ahora sabes cuál es el problema y no debes tener más miedo

3 El problema es que estás desestabilizada, que no crees en ti misma ni en tu propia fuerza, que tus cimientos se mueven, que sientes que todo está a punto de cambiar. No tengas miedo a ese temblor. A veces es bueno renovar tus esquemas vitales, olvidarte de tus creencias aprendidas y prejuicios y empezar una nueva etapa. Agita tu interior tal y como se agita la tierra en sueños y verás la cantidad de cosas positivas que te ocurren.