Soñar que te lías con tu mejor amigo: ¿amor o amistad?

¿Amistad o amor?

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

No es extraño que tus amigos aparezcan en tus sueños, ya que son personas muy importantes en tu vida. Pero seguro que te sorprende que aparezcan en tus sueños eróticos. Soñar que te lías con tu mejor amigo puede hacer que te olvides de disfrutar del sueño y que te despiertes más inquieta y confundida que otra cosa, pero te aclaramos las dudas. Descubre en nuestro diccionario de sueños qué significa soñar que te lías con tu mejor amigo.

Los sueños eróticos con tu mejor amigo

Estás disfrutando de uno de tus sueños más calientes, el placer te llena y no quieres despertar. Todo va bien hasta que te das cuenta de quién es el otro protagonista de esta noche inolvidable: tu mejor amigo. ¿Cómo es posible? Las dudas te dejan mal cuerpo pensando que tal vez tu subconsciente quiere decirte lo que no quieres reconocer. ¿Y si estás enamorada de tu mejor amigo?

+ Tranquila. El significado de este sueño no es premonitorio ni tiene por qué hacerse realidad (si no quieres). Los sueños eróticos no siempre hablan de tu vida sexual, sino que la mayoría de las veces hacen referencia a tus emociones, a tu vida afectiva. Otra cosa es que en realidad quieras acostarte con tu mejor amigo y no te atreves a reconocértelo a ti misma. No serías la primera, ni serás la última persona a la que le ha ocurrido esto.

+ Para bien o para mal, este sueño en el que te lías con tu mejor amigo no va de sexo. Va de sentimientos, de amistad, de admiración, de cariño, de agradecimiento y, según el contexto, también va de distanciamiento. Porque los sueños eróticos con amigos ocurren en dos circunstancias bien diferentes: cuando ha habido un enfado, un malentendido o un distanciamiento, o cuando estás tan segura de vuestra amistad que te sientes inmensamente feliz.

+ ¿Cuál es tu caso?, ¿por qué te has acostado con tu mejor amigo en sueños? En la interpretación de los sueños el subconsciente utiliza el sexo para resolver cualquier conflicto entre amigos y también para reforzar el vínculo, pero es solo un sueño. No lo intentes en la vida real y tampoco hace falta que te vuelvas loca pensando que tus sentimientos han cambiado. Sigue con tu vida y ¡a ser feliz todos los días!