Pasos que hay que dar para vencer la timidez

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Muchas personas se estancan en la idea de que la timidez es un rasgo genético que no se puede modificar y no hacen nada por superarla. Pero no es así. La timidez, incluso la más arraigada en el carácter, se puede reducir para hacer de tu entorno un lugar menos hostil. Estos son los pasos que hay que dar para vencer la timidez y empezar a disfrutar de tus relaciones sociales.

Pasos para superar la timidez

En algunas ocasiones vencer la timidez requiere la ayuda de un especialista, pero la mayoría de las veces son las personas tímidas las que pueden resolver este problema por sí mismas. Hay una serie de pasos que debes dar para olvidarte de la timidez de una vez por todas.

1 Situaciones. El primer paso es analizar las situaciones que disparan tu timidez, qué actividades o eventos son los que te ponen más nerviosa o acrecientan tu ansiedad. Puede ser al hablar en público, en una reunión de trabajo, una comida familiar o una noche de fiesta con tus amigos.

2 Creencias. Con todos los ámbitos de tu vida analizados y una vez que hayas encontrado los momentos cruciales de timidez, lo lógico sería empezar a practicar algunos ejercicios para vencer la timidez. Sin embargo, aún no es el momento. Primero tienes que eliminar los prejuicios y las falsas creencias que tienes sobre ti misma. El pensamiento positivo hará que empieces a ver las cosas de otra manera, al menos en la teoría.

3 Autoestima. Una de las peores consecuencias de la timidez es que acaba con tu autoestima. Por eso hay que dedicarse al 100 % a mejorar la autoestima, reafirmarte en tu valor y empezar a confiar en ti misma. No eres menos que nadie, así que no dejes que la timidez te acompleje.

4 Práctica. Con la mente lista y siendo consciente de lo que vales, de tus éxitos y de tus virtudes, es la hora de ponerse a practicar para dejar de ser tan tímida. Los ejercicios para la timidez incluyen la práctica de conversaciones cortas con desconocidos en la parada del metro, los discursos frente a un público amigo o las muecas ridículas frente al espejo.

5 Reafirmación. No vas a poder olvidarte de la timidez de un día para otro. Habrá situaciones que te sigan produciendo miedo y estrés, pero la persistencia en los ejercicios harán que la carga de timidez se aligere poco a poco. Lo importante es que no evites por sistema situaciones sociales delicadas, sino que te enfrentes a ellas poco a poco.

Puedes leer más artículos similares a Pasos que hay que dar para vencer la timidez, en la categoría de Timidez en Diario Femenino.