Remedios caseros para aliviar la otitis y calmar el dolor de oídos

Alivia el dolor de oídos con estos trucos en casa

Laura Dapena

Algunos remedios caseros para aliviar la otitis

Seguro que tú o alguien de tu alrededor ha sufrido otitis alguna vez. Esto es la inflamación de una parte del oído y existen diferentes tipos dependiendo de la parte afectada. En cualquiera de sus variantes, se trata de un dolor molesto que puede llegar a alterar el día a día. Cuando es agudo, es necesario ir al médico para tratar la enfermedad. Pero también existen ciertos remedios caseros para aliviar la otitis y las molestias derivadas. 

Causas del dolor de oídos

Nuestro oído tiene tres grandes partes: externo, medio e interno. La parte media está conectada por la garganta por la trompa de Eustaquio, que ayudan a drenar los líquidos para que no se acumulen en el oído. La otitis media se produce cuando la trompa se obstruye y no deja pasar el líquido, provocando que se acumule en el oído medio, las bacterias empiecen a multiplicarse y este se inflame a causa de la infección.

Es una enfermedad muy común entre los niños, ya que las trompas de Eustaquio de estos son más estrechas y cortas que las de los adultos. De hecho, la Asociación Española de Pediatría calcula que el 90% de los niños ha sufrido una vez en su vida otitis antes de los 5 años. Sin embargo, esto no significa que los adultos estén libres de sufrirla.

Dependiendo del tipo de otitis del que hablemos, hay diferentes factores que pueden favorecerla. Por ejemplo, los resfriados, antecedentes familiares, el primer episodio (que favorece la aparición de más episodios después), la escasez de cerumen, la humedad excesiva

Remedios caseros para aliviar la otitis

Calmar el dolor de oídos desde casa

Es posible que el primer pensamiento que te venga a la mente cuando hablamos de otitis es: “curarla con antibiótico”. Sin embargo, existen muchos remedios para aliviarla cuando tenemos ese molesto dolor de oído. Aquí van algunos de ellos:

1 Calor seco para calmar el dolor de oídos

Sin duda es el remedio casero por excelencia. Puedes calentar un paño en el microondas (o en el radiador si es invierno) o un algodón con el calor del secador. Cuando esté algo templado póntelo en el oído y déjatelo un rato. Notarás alivio enseguida.

2 Manzanilla

Cuantas veces habremos oído que la manzanilla es buena para todoY esto es por su efecto antiinflamatorio. Haz una infusión, déjala enfriar hasta que esté templada y ponte algunas gotas en el oído afectado. Si esto te da mucha impresión, puedes mojar un algodón y ponértelo durante 5 minutos en el oído.

3 Aceite de oliva con cebolla o ajo

Calienta levemente unas gotas de aceite de oliva y aplícatelo con un gotero (2 gotas) para notar alivio. Este remedio también puede aplicarse picando un poco de cebolla o ajo en el aceite y dejándolo macerar para después colarlo y aplicarlo en tu oído.

4 Vapores de eucalipto

Más de una vez para algún resfriados habrás tomado vahos de eucalipto para “despejarte la respiración”. Estos vapores que llegan por la garganta pueden ayudarnos a despejar la trompa de Eustaquio, si bien no la curará del todo, aliviará el dolor. Calienta agua, añade eucalipto cuando rompa a hervir, retira la olla del fuego y pon la cabeza lo suficientemente cerca como para respirar (sin quemarte).

Los mejores remedios caseros para aliviar la otitis

Falsos mitos sobre la otitis 

Seguro que has oído más de un mito sobre la otitis. Por eso, en Diario Femenino hemos recopilado los más comunes para aclarártelos:

+ Enseguida tendemos a pensar si tenemos un dolor de oído que padecemos otitis. Es un síntoma común en esta, sin embargo, hay otros motivos por los que podemos sufrir dolor de oídos y lo mejor es consultar al médico antes de autodiagnosticarse el problema.

+ La otitis tiene que manifestarse con fiebre. Sí, es uno de los síntomas que suele aparecer, sobre todo en niños muy pequeños pero no tiene por qué ser siempre así. 

+ Cuanto más limpios tengas los oídos, menos riesgo correrás. No es preciso limpiar los oídos a todas horas para eliminar la cenar. Nuestros oídos tienen su propio sistema de limpieza. Y el cerumen es un filtro que se crea para protegerlos. Sí se debe limpiar la parte externa pero eliminar frecuente y excesivamente el cerumen y hacerlo con bastoncillos puede favorecer la aparición de tapones y abrir la puerta a hongos y bacterias. 

Si te ha interesado este artículo, necesitas leer más información sobre tu salud. No dudes en acudir a tu médico si crees que tu caso lo requiere.