Así afectan las emociones a tu dolor de espalda

El estrés, la ansiedad y las preocupaciones afectan a nuestra columna vertebral

María Gallén

Dolor de espalda provocado por malas emociones

Las emociones no solo afectan a nivel psicológico, sino que causan mella en nuestro cuerpo, en concreto en nuestra espalda. La columna vertebral es el verdadero eje del cuerpo y nos permite sostener nuestro peso corporal y las emociones negativas que afloran del interior.

Todo problema emocional tiene su síntoma físico como, por ejemplo, el dolor de espalda. El 90% de los padecimientos (estrés, ansiedad, mal de amores, etc.) tienen algo que ver o afectan de forma directa a nuestra columna según la Organización Mundial de la Salud.

¿Cómo afectan las emociones a tu dolor de espalda?

Las personas estamos en continuo cambio y en ocasiones generamos emociones negativas. Estas emociones producen variaciones en el metabolismo. Por ejemplo, enfrentarse a una situación nueva genera estrés y este afecta al sistema nervioso. Esto hace que los órganos cambien y se produzca la tensión muscular. La columna se ve afectada y es frecuente que el dolor emocional se convierta en dolor vertebral. 

Dime qué emoción sientes y te diré dónde te duele

Estas son las zonas de la espalda que se ven afectadas por las emociones:

1 Dolor lumbar

Si has escuchado alguna vez la expresión “tengo lumbago”, esto te resultará familiar. La zona lumbar se encuentra en la parte más baja de la espalda, donde la columna se curva hacia el abdomen.

Esta parte del cuerpo está relacionada con depresión, miedo y ansiedad. Es frecuente en personas que se preocupan por el bienestar de los demás. Al final sienten como si tuvieran la espalda partida por la mitad. Te sugerimos que intentes pensar más en ti y te cuides ¡Céntrate en ti y después en los demás!

La relación entre el dolor de espalda y las emociones

2 Dolor en la zona torácica

Esta zona se sitúa en la parte media de la espalda, donde está el corazón. Es un área muy relacionada con las emociones. Por ejemplo: asma, baja presión, úlceras estomacales, problemas cardiacos y diabetes. Las emociones afectan a que la persona tenga un ánimo bajo, lo que produce un eje corporal inclinado.

Las personas que tienen dañada la parte torácica suelen pasar la mayor parte del día sentadas, con el cuello adelante y con un diafragma lento. El dolor en esta parte del cuerpo puede estar relacionado con el dolor de cabeza. Una posible solución sería salir a pasear, que nos dé el sol y el viento en la cara y relajarnos.

3 Dolor en las cervicales 

El dolor cervical más conocido como dolor de cuello es de los más habituales. Las emociones que afectan a la zona son el estrés laboral y las preocupaciones.

Para combatir este dolor puedes realizar unos estiramientos básicos de cuello. Otra opción es mentalizarse en afrontar cada mañana con calma y equilibrio.

¿Cómo prevenir los dolores de espalda?

+ Beber agua

La ingesta de líquido es muy importante para el buen funcionamiento de nuestro organismo. Lo recomendable son 10 vasos al día para relajar el sistema nervioso.

 + Hacer ejercicio

Los deportes como la natación y el trekking aportan beneficios a la columna vertebral puesto que fortalecen sus huesos y músculos y son actividades que ayudan a relajar el sistema nervioso. Toma nota de los siguientes ejercicios que te ayudarán a sentirte mejor. 

+ Calor para el dolor de espalda

Si te duele la espalda de forma puntual puedes aplicar calor a la zona afectada. Esto calmará el dolor y te dará una sensación de relax.

 + Frío contra la inflamación

Si te has dado un golpe en la espalda quizá tengas algún músculo inflamado. Para bajar la inflamación es necesario poner hielo en la parte del cuerpo. Se dejará actuar unos 20 minutos.

Acude a tu médico para tratar el dolor de espalda

+ Acudir al fisioterapeuta

Ir al fisioterapeuta es una buena opción para rebajar el dolor de espalda. El especialista te puede dar pautas de estiramientospara fortalecer la zona afectada.

Nuestro consejo, escúcha a tu cuerpo, sobre todo a tu dolor de espalda, y da salida a cada emoción negativa que afecta al cuerpo y la mente.