El efecto del alcohol, el tabaco y otras drogas sobre la salud de la espalda

Efecto del tabaco sobre la salud de la espalda

Dadas las campañas agresivas que suelen lanzar diversos estamentos gubernativos para combatir el uso de las drogas e informar a los ciudadanos de los efectos negativos que pueden tener tanto el tabaco como el alcohol, somos absolutamente conscientes de lo pernicioso que puede ser su consumo para nuestra salud. Lo que quizá nos sorprenda ligeramente es que también pueden ser un factor esencial en el desarrollo de diversas patologías relacionadas con la espalda.

Dolores de espalda más frecuentes

Estudios recientes han revelado que los fumadores, sobre todo los más jóvenes, tienen un mayor número de posibilidades de sufrir dolores en la zona lumbar de la espalda que las personas que nunca han probado los cigarrillos. El tabaco produce ciertos efectos que pueden devenir en patologías crónicas: reducción en el riego sanguíneo de la columna vertebral, se incrementa el número de químicos conductores del dolor en la sangre y aumenta el riesgo de padecer osteoporosis. Otros estudios han evidenciado que el tabaco termina por dañar la estructura vascular de los discos y las articulaciones de la columna vertebral, aumentando las posibilidades de sufrir dolencias agudas.

Por su parte, no hay estudios que evidencien que el excesivo consumo de alcohol y drogas afecte directamente a los músculos de la espalda, dañándolos de forma que se produzcan patologías graves. Por su parte, el alcohol daña los aminoácidos necesarios para generar la energía que se precisa cuando realizamos algún tipo de ejercicio físico o deporte. De esta forma, es posible que tras una ingesta importante de esta sustancia, el cuerpo tarde más de lo normal en recuperarse y, de forma paralela, notemos dolores puntuales en zonas especialmente sensibles como las lumbares o las cervicales.

Consultado con cualquier médico especialista en la materia, lo que resulta obvio es que llevar un estilo de vida saludable y activo, a través de una dieta equilibrada y la práctica moderada de deporte, va a favorecer el desarrollo y la fortaleza de la musculatura de nuestra espalda. Siguiendo rutinas sanas podremos evitar y paliar un gran número de dolencias relacionadas.

Marta Valle  •  martes, 2 de abril de 2013

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x