Beber alcohol para combatir el insomnio; un error común

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

No despreciamos ningún remedio, tratamiento o terapia por extraña que sea si nos ayuda a combatir el insomnio. Pero conviene eliminar ciertos mitos en torno a esos remedios caseros para dormir. Seguro que más de una vez te han aconsejado tomarte una copa para dormir porque supuestamente el alcohol induce al sueño. Sin embargo, el alcohol no es el mejor remedio contra el insomnio.

Beber alcohol para dormir

Hay quien se toma una copita de vino antes de dormir, hay quien se toma varias y hay quien se toma unas cuantas copas y no precisamente de vino para dormir. Y es que dicen que el alcohol relaja, que es un buen remedio para tranquilizase y que además induce al sueño. En efecto, cierto sopor viene como consecuencia del alcohol y en muchos casos, beber unas copas puede hacernos conciliar el sueño nada más cerrar los ojos.

Sin embargo, los problemas de insomnio no consisten únicamente en que el sueño no llegue. Otros tipos de insomnio incluyen los despertares nocturnos y una mala calidad del sueño. Es precisamente respecto a la calidad del sueño donde entra en juego el riesgo de beber alcohol. Por mucho que el alcohol pueda inducir al sueño, ese sueño no va a ser reparador, alterando el ciclo del sueño y reduciendo su calidad.

La relación entre alcohol e insomnio

Definitivamente, el alcohol no es el mejor remedio para dormir. Todo lo contrario, ya que al romper el ciclo del sueño y no alcanzar las fases más profundas del sueño, puede agravar un problema de insomnio. De la misma forma, el alcohol puede favorecer la aparición de la apnea del sueño así como empeorar los molestos ronquidos.

El alcohol y el insomnio siempre han mantenido desde siempre una estrecha relación de amor odio. Tomo alcohol para dormir, pero duermo mal a consecuencia del alcohol. El cansancio, la fatiga y la confusión mental producidos por una temporada de insomnio no parecen encontrar un buen amigo en el alcohol que no hace sino agravar el problema.

Cuando nos enfrentamos a un problema de insomnio, el alcohol debe ser tomado con la misma precaución que el café y otras bebidas excitantes, es decir, totalmente prohibido después de las seis de la tarde. Si lo que buscamos con una copa antes de dormir es relajarnos, conseguiremos el mismo efecto y mucho más saludable con una infusión para dormir.

Puedes leer más artículos similares a Beber alcohol para combatir el insomnio; un error común, en la categoría de Insomnio en Diario Femenino.