Menopausia a los 40: La dura experiencia de Mayim Bialik

Una cara de la perimenopausia de la que no siempre se habla

María Fernández

Cuando llega la menopausia a los 40: La dura experiencia de Mayim BialikFoto de su perfill de Instagram

A cualquier edad, la palabra menopausia asusta y se ve ciertamente lejana. Suena a mujeres de bata, arrugas y pérdidas de orina. Pero, a veces la menopausia o, al menos, sus primeros síntomas llegan antes de lo esperado y sin haber sido invitados, ni mucho menos. ¿Qué pasa cuando llega la menopausia a los 40?

La edad media del comienzo de esta nueva etapa de la mujer ronda los 50 años y, cuando se llega antes, se habla de menopausia precoz. La actriz Mayim Bialik se sorprendió mucho al empezar a notar la perimenopausia, la etapa previa de la menopausia, y sus primeros sofocos con tan solo 42 años. La actriz, famosa por sus interpretaciones en “Blossom” y “The Big Bang Theory”, ha contado su dura experiencia en Grok Nation. Su relato ofrece una nueva perspectiva sobre la menopausia de la que muchas veces no se habla: el miedo por lo que está por venir.

Cuando la menopausia te sorprende a los 40 años

“Tengo 42 años. Empecé la pubertad bastante tarde –más o menos cuando empecé con los métodos anticonceptivos. (…) Si me conoces algo, ya sabrás que no hay muchas cosas normales en mi vida (…) Soy feminista pero conservadora en el plano social; soy científica pero también religiosa; soy vegana pero no puedo vivir sin algunos vicios poco saludables como ver una película con palomitas y pepinillos fritos en rodajas. Pero, mi ciclo menstrual es muy regular. Mucho. O, al menos lo era”.

Así comienza Mayim Bialik este relato en el que se describe como una mujer de contrastes; en todo, salvo en la menstruación. Hasta que llegó a los 40 años, su ciclo menstrual siempre había sido puntual y normal. Fue a esta edad cuando empezó a notar que esa regularidad a la que estaba acostumbrada, había desaparecido. A veces la regla no le bajaba, otras le venía durante más días de lo normal; en ocasiones era demasiado abundante, pero en otras apenas manchaba…

La menopausia y la experiencia de Mayim Bialik

Mayim Bialik empezó a notar que su regla no era tan regular

Algo, estaba ocurriendo, por lo que decidió acudir a su matrona (porque las matronas no solo están para acompañar durante los partos) para pedirle consejo. Tras hacerle una revisión y comprobar que todo estaba bien le dio la noticia: se encontraba ante las primeras señales de menopausia.

“Es probable que estés tan sorprendida como yo estaba. ‘Solo’ tengo 42 años. La menopausia es algo que ocurre (sin ánimo de ofender) a las mujeres viejas y con arrugas de los anuncios de televisión. Mujeres que ya son abuelas. Mujeres de piel seca a las que ya se les ha pasado el arroz. Y yo tengo 42 años”.

Mayim Bialik se estaba enfrentando a los primeros síntomas de una menopausia precoz. “Me sentí mejor al saber que no estaba empezando con la menopausia. Solamente… estaba ‘empezando a empezar’ con la menopausia. Doy gracias, ya que no había nada ‘mal’ excepto que se me estaba robando, sin consentimiento, mi identidad como mujer joven, fértil y atractiva. Simplemente estaba en la perimenopausia.”

Qué es la menopausia precoz

Sus primeros síntomas de la menopausia fueron los sofocos

“Hace poco, durante una noche trabajando en “The Big Bang Theory”, empecé a sentirme acalorada. Según mi propio cuerpo fabricaba este calor como el horno de carbón de un viejo tren traqueteando mientras sube una montaña, no podía parar de preguntarme si me estaba poniendo enferma. Pero este calor no era fiebre”.

Mayim Bialik estaba experimentando sus primeros sofocos. En su testimonio cuenta cómo empezó a sudar sin remedio por el cuello, hasta el punto que el cabello se le empezó a rizar. Lo describe como una sensación tan desagradable como “el principio del final de su vida”.

Tras estos sofocos, Mayim temió por el resto de efectos de esta menopausia precoz. “¿Tendré cambios de humor? No quiero tener problemas con mi estado anímico. ¿Afectará a mis relaciones románticas? ¿Y sexualmente? Ugh, esto es tan incómodo. ¿Ya no soy útil para la raza humana?”.

Los síntomas de la perimenopausia

Y ahora, ¿qué hago?

La actriz plantea sus dudas sobre este nuevo desafío al que se está empezando a enfrentar. “¿Y qué hago ahora? Haré lo que todas las mujeres hacen. Un paso cada vez, día a día para ver qué me depara la Madre Naturaleza. En una industria en la que el valor de la mujer se determina según su aspecto sexual, y en cierto modo según su fertilidad, me preocupo. Me preocupa por si necesitaré una terapia hormonal y me preocupa toda la controversia relacionada.”

Mayim Balik se tomó esta proximidad a la menopausia como una despedida; como la muerte del tipo de mujer que había sido hasta entonces. El relato de su dura experiencia nos permite contemplar un aspecto de la menopausia que se suele silenciar: las dudas sobre lo que va a pasar.

La menopausia supone entrar, sin previo aviso, en la siguiente etapa de tu vida como mujer. Al principio se verá como una montaña que obstaculiza tu camino, pero ya has escalado tantas montañas para llegar hasta aquí… No dudes en buscarte una mano amiga que te ayude a llegar hasta la cima.