Mayim Bialik y su mensaje de empoderamiento tras el escándalo de Harvey Weinstein

La actriz ha mandado una carta feminista tras este escándalo sexual

María Fernández

Hollywood se ha levantado contra el acoso de las mujeres en la industria del cine con una carta que ha levantado mucha polémica. Mayim Bialik, actriz conocida por sus papeles en series de televisión tan populares como “Blossom” o “The Big Bang Theory” se ha sumado a las críticas en relación el escándalo sexual de Harvey Weinstein. Ha compartido una carta en la que anima a las mujeres a luchar por ellas mismas, pero no todo el mundo está del todo de acuerdo con sus palabras.  Este es el mensaje de empoderamiento de Mayim Bialik tras el escándalo de Harvey Weinstein que ha causado mucha controversia. 

Esta es la carta feminista de Mayim Bialik

Mayim Bialik comienza la carta contando que desde un primer momento se dio cuenta de que en esta industria, lo que cuenta es la apariencia física: “Entré en la maquinaria de Hollywood en 1986 como una niña de 11 años judía, con nariz prominente, rara y friki, es decir, una versión más delgada de la persona que soy hoy. Por aquel entonces no teníamos Internet, redes sociales o reality shows, pero no necesitaba ninguno de ellos para entender que yo no tenía el aspecto o la forma de ser de otras chicas de la industria, y que me estaba introduciendo en un negocio que premiaba la belleza física y la sensualidad por encima de todo. (…) Rápidamente aprendí como actriz pre-adolescente que las chicas jóvenes con ojos grandes y labios carnosos que hablan con mejores maneras eran favorecidas para papeles por los hombres poderosos que tomaban esas decisiones”.

La actriz ha reconocido en esta carta publicada en The New York Times que, aunque está sorprendida y asqueada, no le parece raro que ocurra esto. “Como actriz joven, siempre tomé decisiones tradicionales, bien informada por mis padres americanos, muy escépticos con esta industria en general. ‘Este negocio te usará y te tirará como un pañuelo sucio’, decían. De los hombres en el cine en concreto aseguraban: ‘solo quieren una cosa’. Mi madre no me dejaba maquillarme o hacerme la manicura. Ella me animaba a ser yo misma en las pruebas y yo seguí el fuerte ejemplo de mi madre y no dejé que nadie me llamara ‘nena’ o me pidiera abrazos en el set.”

En esta carta, Mayim Bialik dice sentirse muy contenta y orgullosa de haber interpretado un personaje como el suyo en The Big Bang Theory y que, en cierta medida, se siente un poco identificada con ella. “Estoy agradecida de dar vida a Amy Farrah Fowler en la comedia número uno de América. Me siento feliz de representar a una feminista que dice lo que piensa, que ama la ciencia y a sus amigos y que algunas veces desea poder ser una chica sexy. Puedo entenderla. Yo también lo deseé.”

"En un mundo perfecto las mujeres serían libres para actuar como ellas quieran"

Continúa su carta diciendo: “Todos los que no representamos un estándar de belleza imposible en Hollywood tenemos el ‘lujo’ de pasar desapercibidos y, en muchos casos, ignorados por hombres con poder al menos que podamos hacerles ganar dinero. (…) Todavía tomo decisiones cada día, como una actriz de 41 años, que considero que me protegen y demuestran inteligencia. He decidido que mi yo sexual está mejor guardado para situaciones privadas con aquellos con los que tengo intimidad. Visto modestamente. No flirteo con hombres como política personal.”

Uno de los consejos más sabios que la actriz da y que debería servir a todas las mujeres para reflexionar acerca de su posición social: “En un mundo perfecto las mujeres serían libres para actuar como ellas quieran. Pero nuestro mundo no es perfecto. Nada, absolutamente nada, excusa a los hombres por asaltar o abusar de mujeres. Pero tampoco podemos ser inocentes sobre la cultura en la que vivimos.”

Esta carta ha recibido muchas críticas por parte de muchas mujeres que la han acusado de enviar un mensaje que se puede malinterpretar. Por ejemplo, la modelo Emily Ratajkowski ha puesto un tuit en el que se puede leer: “Así que ‘el consejo’ es: 'nunca he sido guapa y nunca he tratado de serlo'. Chicas, tomad nota si no queréis ser acosadas? Esto no es feminismo.” Mayim ha asegurado que sus palabras se han sacado de contexto y se han malinterpretado.