Falsos mitos y leyendas sobre la menstruación: no te creas todo lo que lees

Beatriz Iznaola

Respecto a la menstruación la cantidad de falsos mitos y leyendas que podemos llegar a escuchar son infinitas y hay que tener mucho cuidado con esto. Hacer caso a los mitos que leemos o escuchamos puede jugar en nuestra contra, aunque vengan de una persona de confianza lo mejor es que consultemos con un profesional. En muchas ocasiones somos nosotras mismas las que creamos dichos mitos, simplemente porque a determinadas mujeres les sienta bien una cosa y a otras otra. Por esto no podemos generalizar en cuanto a consejos varios, sólo un médico puede tratarnos de la mejor forma posible. 

Falsos mitos y leyendas sobre la regla

Hay mitos muy clásicos como el famoso "durante la menstruación no te puedes quedar embarazada". Cuidado con esto porque es totalmente falso. No es el momento más factible para quedarse embarazada, pero la ovulación es impredecible y no nos podemos confiar, ya que siempre cabe una posibilidad, por pequeña que sea. Otro de los grandes mitos es que durante el ciclo tomar un baño puede causar desequilibrios en tu periodo. Esto es falso, de hecho lo más importante cuando tienes la regla es que mantengas una higiene exigente, ya que expulsamos distintos fluídos como sangre y eso acaba siendo anti higiénico para nosotras mismas y para el resto. 

Es también muy común escuchar que durante la menstruación no es recomendable realizar ejercicio. Esto no es certero. Puedes practicar todo el deporte que quieras, todo lo que tu cuerpo aguante, además es una manera de controlar los cólicos, ya que el ejercicio físico aumenta el suministro de oxígeno a los músculos. El deporte siempre es bueno para nuestro organismo, lo único que vas a notar durante estos días es que te cansarás más, pero no por ello debes dejar de hacer deporte. Justamente para realizar esta actividad lo más cómodo es que utilices tampones y otro de los grandes mitos es que las mujeres vírgenes no deben usarlos, ya que pueden causarles molestias y dolor. Esto no es del todo verdad, la comodidad depende de la persona, hay chicas que han mantenido relaciones sexuales desde hace tiempo y aun así siguen sintiendo molestias. Lo más recomendable es que encuentres el tipo de tampón adecuado para ti, es decir, con aplicador, de plástico o de cartón, atendiendo también al tamaño del mismo. 

Como madre se ha de tener muy presente que tarde o temprano nuestra hija se hará adolescente y acabará viniéndole la menstruación. De esta manera, dejando todo mito atrás, hemos de informarle y hablarle de ello. No debemos pensar que se asustará, pues consiste en conseguir justamente lo contrario. Es algo natural y no podemos hacer de ello un tabú, sino tomarlo con naturalidad y explicándole todo lo que sepamos como madres que somos.