10 trucos caseros para los pies que huelen mal

María José Roldán Prieto

Los pies pueden oler mal por muchos motivos diferentes y es necesario descubrir qué ocurre para encontrar el mejor remedio al mal olor de pies. Las altas temperaturas de verano hacen que el pie sude más y esto puede generar más olor. Las bacterias que viven en tu piel y en tus zapatos también pueden hacer que huelan más. Los pies necesitan estar cuidados y secos para poder oler menos, pero si lo que quieres es que tus pies dejen de oler, no te pierdas estos trucos caseros.

10 trucos caseros para que los pies no huelan mal

1. Mantén los pies limpios y secos. Los pies sanos y sin mal olor empiezan con una buena higiene. Limpiar a fondo los pies con agua y jabón es necesario, pero después tendrás que secarlos bien. Fíjate en cada dedo de forma individual ya que con el exceso de humedad te pueden salir hongos y éstos huelen mal.

2. Aceite de lavanda. El aceite de lavanda no sólo huele bien sino que además ayuda a eliminar las bacterias. Por si fuera poco tiene propiedades antifúngicas que son eficaces en el tratamiento de los pies. Sólo tendrás que poner unas gotas de aceite esencial de lavanda en agua tibia, remojar tus pies durante 20 minutos y repetir dos veces al día durante unas semanas.

3. Bicarbonato de sodio. El bicarbonato de sodio es un remedio eficaz para eliminar el olor de pies. Se neutraliza el pH de sudor y reduce las bacterias. Es tan fácil como añadir bicarbonato de sodio en agua tibia –una cucharada por cada litro de agua- y remojar los pies durante 20 minutos todas las noches durante una semana.

4. Bicarbonato de sodio en los zapatos. Además de remojar los pies en agua tibia con bicarbonato de sodio, también es buena idea coger este producto en polvo y espolvorearlo dentro de los zapatos y en los calcetines antes de usarlos, así no olerá tan mal los pies.

5. Agua salada. La sal atrae la humedad en la piel y reduce la cantidad de bacterias que pueden sobrevivir allí, por eso si metes los pies en una tina o en un recipiente grande de agua tibia con sal reducirás el mal olor de tus pies. Tendrás que dejarlos en remojo durante 20 minutos, cada día durante dos semanas.

6. Vinagre. Si deseas crear un buen ambiente y que tus pies no alberguen bacterias que creen mal olor, entonces deberás bañar tus pies en vinagre. Tiene un efecto secado por lo que las bacterias se morirán de hambre. Sólo tendrás que mezclar una parte de vinagre con dos partes de agua en una tina o recipiente grande. Remoja tus pies 30 minutos una vez al día durante 1 semana.

7. Polvo para pies. No hay necesidad de comprar polvos desodorantes para tus pies, sólo deberás rociar almidón de maíz para que absorba la humedad, no tienes que esperar mucho para notar los resultados.

8. Calzados transpirables. El calzado es muy importante tenerlo en cuenta para conseguir que los pies dejen de oler mal, por eso es necesario que te fijes en los zapatos que tienes en casa y que únicamente uses aquellos que sean transpirables, cómodos y que te hagan sentir bien durante todo el día.

9. Cambia de calcetines. Si te huelen los pies lo último que tienes que hacer es permitir que te suden. Si te pasas todo el día fuera de casa, lo mejor que puedes hacer es llevar un par de calcetines en el bolso y cambiártelos una o dos veces durante el día.

10. Cuida de tus pies. Una causa de mal olor en los pies puede ser una mala higiene e incluso alguna infección. Es necesario que cuides tus pies con mimo y cariño para poder reducir las posibilidades de que te huelan mal.