Decálogo para una piel sana y bonita

Decálogo para una piel sana y radiante

¿Te gustaría comenzar el año con una piel más sana y bonita? 10 claves para comenzar (o retomar) su cuidado como es debido y lucir un cuerpo y rostro radiantes.

Decálogo para una piel sana y radiante

1. Higiene. Para mantener una piel saludable debemos limpiarla para eliminar todo resto de impurezas. Se recomienda llevar un programa de higiene que incluya el baño diario, un secado ligero de piel que deje un poco de agua en la epidermis así como una hidratación abundante, basada en aceites, cremas y geles para conservar la humedad natural.

2. Alimentación equilibrada y líquidos en abundancia. La alimentación es la principal forma de mantener una piel sana. Incluye entre tus propósitos una dieta equilibrada a base de frutas y vegetales ricos en betacaroteno, selenio, vitamina C y vitamina E.  Procura también beber al menos dos litros de agua al día, y alternarlos con bebidas con beneficios antioxidantes como café, té verde, cacao soluble e incluso una copa de vino tinto.

3. Eliminar radicales libres. Para prevenir el envejecimiento prematuro provocado por los radicales libres, sugerimos que este año incluyas en tu dieta vitamina E, que es un antioxidante que conserva humectada la epidermis; vitamina A, que activa las propiedades reparadoras de la piel; aceite de caléndula, con propiedades regeneradoras de células; aceite de lavanda, que conserva la firmeza y suavidad; y si el producto tiene BHT, mucho mejor, ya que es un estabilizante de antioxidantes naturales.

4. Dormir más y dejar de fumar. Después de las fiestas de fin de año lo ideal es que nos desvelemos lo menos posible y procuremos dormir entre 8 y 9 horas, que es el tiempo recomendado para mantener una salud estable en general. Y si además dejamos de fumar, evitaremos  la destrucción de las fibras elásticas con las que naturalmente cuenta nuestra piel, un envejecimiento prematuro así como una piel opaca y marchita.

5. Un rostro fresco. La cara es nuestra carta de presentación, fíjate la meta de que luzca luminosa. Para ello necesitamos limpiarla y eliminar impurezas a profundidad. Después de secar suavemente se sugiere aplicar cremas, geles o aceites con vitaminas A y E así como minerales, que tonifiquen, humecten e impulsen la regeneración celular.

6. Un cuello tonificado. El cuello es la extensión del rostro. Desafortunadamente no recibe los mismos cuidados que éste y tiende, igual que la cara, a perder tonicidad y a presentar arrugas. Este año proponte tener más cuidado en esta zona tan delicada; usar productos ricos en vitamina C, aceite de caléndula con emolientes que suaviza, tonifica e hidrata la piel, así como vitamina E, que es un buen antioxidante.

7. Manos hidratadas y saludables. Nuestras manos hacen muchas tareas y están expuestas a diversos factores que las dañan, resecan, vuelven ásperas e incluso las manchan. Empecemos el año cuidándolas con aceites o cremas que contengan lavanda, romero, caléndula, que devuelve la firmeza, suavidad y ayudan a la regeneración de células, así como vitamina E, que ayuda a conservar su humedad. Existen aceites no grasos que además de restaurar su nivel de hidratación ayudan a disminuir las típicas manchas que se ubican en las manos.

8. ¿Manchas en tu piel? Para empezar el año con buen pie te aconsejamos ponerle atención a los léntigos solares, pecas, melasmas, cloasmas o cualquier mancha en tu piel. Existen en el mercado productos de excelente calidad e hipoalergénicos  que mejoran el aspecto de marcas de pigmentación y defectos por cambios hormonales, aclarantes de la piel y exposición al sol.

9. Un cuerpo libre de estrías. Si por diversas circunstancias tu piel se ha estirado, es seguro que esté propensa a tener estrías. Para prevenirlas se recomiendan aceites que la nutran y la mantengan elástica. Si ya las marcas ya están sobre tu piel, es necesario atender la zona afectada con cremas y aceites clínicamente probados que ayuden a desvanecerlas.

10. Atenúa cicatrices. No esperes un año más para liberarte de la incomodidad e inseguridad que provocan las cicatrices en tu piel. Busca productos especializados en el tratamiento de la disminución de las marcas tanto nuevas como viejas, desde las causadas por un rasguño o piquete de insecto, hasta las de cirugías o accidentes, e inclínate por aquéllos con ingredientes naturales.

viernes, 19 de octubre de 2012

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Galería

  • Los problemas más comunes (y odiados) de nuestra piel

    Los problemas más comunes (y odiados) de nuestra piel

DF Fotos

DF Videos

DF Foros

¿Importa la diferencia de edad en la pareja?

Escrito por MAIKA a las 09:45:00

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x