12 pasos básicos y útiles de maquillaje para ir a la universidad

Pasos de make up rápidos sin que se note que vas maquillada

María Cerrato de la Fuente

Maquillarte en tu día a día es una técnica básica que tienes que dominar. Si vas a la universidad seguramente te quede poco tiempo libre entre madrugones y estudios, ¿verdad? Pero esos madrugones pasan factura y probablemente tu buena cara se resienta cada mañana. Por eso, lo mejor para asistir a las clases es utilizar un make up que aporte un efecto buena cara y que no se note que vas maquillada. 

¿Cómo conseguirlo? Es mucho más fácil de lo que crees. Solo tienes que tomar nota de los 12 pasos básicos y útiles de maquillaje para ir a la universidad que en Diario Femenino vamos a mostrarte. Además, estos sencillos pasos no te quitarán más de cinco o seis minutos por las mañanas y, con ellos, podrás evitar las ojeras y la mala cara. ¡Apunta! 

Trucos que debes conocer a la hora de maquillarte para ir a la universidad

1 Hidratación

Lo primero que debes hacer nada más levantarte es lavar tu rostro con un gel específico que le vaya bien a tu piel e hidratar la piel de tu cara y la del contorno de ojos, con productos específicos para ambas zonas. Además debes tener en cuenta que tu crema hidratante debe tener factor de protección, al menos de 30 y, si no lo tiene, debes aplicarte uno después de tu crema hidratante habitual. Es un paso muy importante, aunque sea invierno y aunque esté nublado, te recomendamos que incorpores la protección solar como parte de tu rutina diaria de belleza y evitarás manchas, además de, por supuesto, conservar la salud de tu piel.

2 Corrector de ojeras

Imprescindible para un efecto buena cara es el corrector de ojeras. Aplícalo tanto en la zona de la ojera como en todo el párpado del ojo, para nivelar su coloración oscura con el de tu rostro. Es importantísimo que elijas un tono ideal para tu piel, ni muy claro para evitar el efecto oso panda, ni tampoco muy oscuro.

3 Base de maquillaje

Este es el momento de aplicar la base de maquillaje o la crema con color. Esto va en gustos, aunque para un efecto buena cara debes tratar de que este producto sea lo más ligero posible para que no deje excesivamente cargada la piel del rostro. Si no tienes muchas imperfecciones, ni manchas o rojeces que disimular, lo ideal es una crema de color. De lo contrario, escoge una base de acabado mate y ligera, pero cubriente.

4 Sombra de ojos

Este paso lo puedes hacer o no, en función del tiempo del que dispongas. Si quieres tener una mejor cara, opta por colores tierra o rosados, suaves y luminosos o ligeramente nacarados. Nos encantan los tonos terracota de las sombras de ojos para el párpado móvil. Son muy favorecedores. Aplícalos en la zona del párpado móvil y realiza la banana con otro ligeramente más oscuro. Puedes aplicar en el resto del ojo un tono beige y un blanco nacarado con un poco de iluminación bajo la ceja y en el lacrimal.

5 Lápiz de ojos

Después de tu base de maquillaje o después de tus sombras, debes delinear la línea de las pestañas de tu párpado móvil. Hazlo muy a ras de las mismas con un lápiz khol negro muy afilado para solo marcar el nacimiento de las mismas y evitar un efecto ahumado o muy marcado. Saca un poco de rabillo, pero que apenas se note. Lo justo para abrir y subir un poco la mirada. Si prefieres un efecto más sutil, siempre puedes optar por un lápiz marrón o por delinear la raya con sombra en crema.

6 De nuevo corrector

Tras estos últimos pasos, vuelve a coger tu corrector y aplícalo de nuevo en la zona de la ojera, por si ha caído algo de polvillo de la sombra y en las zonas de imperfecciones, difuminándolo con la yema de los dedos para no aplicar en exceso: en granitos, aletas de la nariz, entrecejo… Y cualquier zona en la que notes una imperfección de color o relieve.

7 Polvo de sol

Este paso también va en función de gustos y tonalidades de la piel. Tras la base y el corrector, coge unos polvos de sol y con una brocha grande traza dos treses invertidos a ambos lados del rostro. Del nacimiento del cabello hacia la sien, sacando la punta del tres bajo el pómulo y volviendo a dibujarlo por el mentón. Esto dará un ligero toque moreno y saludable a tu rostro, a la par que hará un semi coutoring y marcará los pómulos, sienes y mentón.

8 Iluminador

El iluminador, en su justa medida, es fundamental para un maquillaje ligero de efecto buena cara. Tanto si lo utilizas en crema como en polvo, debes aplicarlo en la parte alta del pómulo, debajo de la ceja, en el lacrimal del ojo, en la zona del tabique nasal y en el arco de cupido del labio.

9 El colorete

Elige un tono rosado o melocotón, en función de tu tono de piel, para el colorete o rubor y aplícalo en tus mejillas arrastrando el polvo haca fuera de tu rostro.

10 Máscara de pestañas

Para continuar con el maquillaje 'efecto buena cara' lo ideal es que elijas una máscara de pestañas que alargue y que no de un volumen demasiado cargado, o bien que apliques solo una capa intentando alargar y separar las pestañas. Lo justo para que abras un poco la mirada y resplandezcas, pero que no parezca que vas maquillada. Mucha gente que tiene las pestañas negras y largas opta por solo utilizar un rizador y marcar su onda. Tú eliges.

11 El labial que debes escoger

Para continuar con el maquillaje sutil para ir a la universidad, lo ideal es que elijas un tono de labial rosado o beige. El labial dependerá mucho de tus gustos y también del tono de tu piel y también del color de base que tengan tus labios. Si eres una persona a la que no le gusta ir maquillada y tiene los labios con un tono rojizo de base, puedes optar por aplicar un poco de vaselina para mantenerlos hidratados. Si quieres ir maquillada, pero sin pasarte, opta por los tonos nude o rosados. Pero como en labiales no hay nada escrito, este maquillaje que hemos detallado también admite los rouge más sexys y, el día que te apetezca ir un poco más especial, puedes optar por el rojo parisino. Estarás sensacional con cualquiera de estos tonos.

12 Truquitos en tu bolso

Como es probable que madrugues mucho y pases muchas horas fuera de casa, hay ciertas cosas que te recomendamos que eches en el bolso: el labial o vaselina que utilices normalmente. De hecho, hay labiales rosados que sirven para mejillas y labios. Estos son los ideales para que lleves en tu bolso, los productos dos en uno. Échate también un corrector para aplicártelo cada vez que aflore la ojerilla o la rojez del rostro y requieras un retoque. No está de más que lleves estos productos 'salvadores' contigo, pues, en más de una ocasión, saldrás de clase y te irás a tomar algo con tus compis o tendrás que quedarte a hacer prácticas y no llegarás a casa hasta la noche. ¿Otro truco para apuntarte e hidratar tu rostro, aunque esté maquillado? Te recomendamos que también lleves en tu bolso un spray de Hidrolato y que lo vaporices sobre tu piel cuando la notes deshidratada. Estos productos son ideales, ya que se pueden aplicar antes y después del maquillaje.

Ahora ya sabes cómo maquillarte para ir a la universidad, ¿lista para presumir de rostro? 

Puedes leer más artículos similares a 12 pasos básicos y útiles de maquillaje para ir a la universidad, en la categoría de Maquillaje en Diario Femenino.