¿Pueden tatuarse las personas con anemia?

Riesgos e indicaciones que debes conocer antes de hacerte un tattoo si tienes anemia

Beatriz Martínez

Los tatuajes están muy de moda hoy en día, y es que eso de poder lucir un bonito diseño en la piel resulta de lo más tentador. Es más, hay una frase que dice que cuando empiezas hacerte tattoos ya no puedes parar... Pero como nosotras somos fans de los tatuajes bien hechos y, sobre todo, de aquellos que sean buenos para la salud, vamos a contarte si es aconsejable o no hacerte un tattoo si tienes anemia.

¿Me puedo hacer un tatuaje si tengo anemia?

El mejor consejo que podemos darte es que no te hagas el tattoo que tenías pensado hasta que te recuperes de la anemia. Es más, si ya has elegido el centro para hacerte tu diseño y le dices al tatuador cuál es el problema de salud que tienes, te dirá que es mejor que esperes a recuperarte de la anemia que padeces.

Como bien sabes, hay muchos tipos de anemia, unos son más graves que otros, y según sea la anemia puedes recuperarte antes. Lo que tienen en común es la escasez de glóbulos rojos en la sangre y los problemas en la cicatrización. Por lo tanto, si sufres de anemia, lo mejor es que no te tatúes. Bien cierto es que no hay pérdida de sangre al hacerse un tatuaje, sin embargo, debido a los problemas de cicatrización propios de la anemia el tatuaje no va quedar como debería, siendo posible incluso que aparezcan infecciones alrededor del tattoo.

Si te ha dicho el doctor que tu anemia es común, que casi no tiene consecuencias y ya la estás tratando como te ha indicado, no correrás ningún riesgo si decides hacerte el tatuaje. Tan solo recuerda cuidarlo como es debido, sobre todo en los días posteriores. A continuación te damos unos consejos muy útiles: 

Cómo cuidar el tatuaje correctamente 

+ Cubre el tatuaje y lávalo bien cada día 

Es importante cubrir el tatto durante las primeras horas y lavarlo con agua tibia y jabón neutro como te ha indicado el tatuador para que pueda cicatrizar correctamente. ¿Cuántas veces deberías lavarlo durante el día? Muy sencillo: durante los dos o tres día siguientes a hacerte el tatuaje, deberás lavarlo tres veces al día. Aunque se suelen recomendar dos, al tener anemia es mejor extremar las medidas de higiene para evitar cualquier infección. Pasados esos días, si no tienes ni hinchazón ni enrojecimiento, bastará con que te laves el tattoo y la zona de alrededor tan solo antes de acostarte. 

+ Usa crema para lograr una buena cicatrización en tu tattoo

Para una correcta cicatrización hay que aplicar, después de cada lavado, una capa generosa de crema. Puede que necesites de una crema hidratante o una que además sea antibiótica, pero ante cualquier duda es mejor que consultes a tu tatuador. Coméntale tu problema, y será él quien te mande la crema indicada para ti. Es importante que no te olvides de echarte la crema varias veces al día para que el tattoo y la piel estén hidratados y protegidos.

Consejos extra sobre el tattoo

Sabemos que puedes tener muchas ganas de hacerte el tatuaje, pero piensa que lo primero de todo es la salud. Si tu doctor y tu tatuador te han indicado que es mejor esperar a estar recuperada de la anemia que padeces, no dudes en hacerles caso.

Por otro lado, ya solo nos queda decirte que pienses bien en el diseño que te vas hacer ya que es para toda la vida. Escoge un centro de tatuajes de calidad, que cuente con las excelentes medidas de higiene. Además, puedes preguntar todas tus dudas tanto al doctor como al tatuador, que son quienes realmente pueden ayudarte.