8 recetas para el Día de la Madre: comidas para sorprenderla como nunca

Platos sencillos y rápidos pero muy especiales para prepararle a tu madre en su día

Sandra Llorente

Hacer algo con tus manos por alguien a quien amas es un regalo mucho más simbólico y especial que un regalo material. Por ello, quizás este año por el Día de la Madre deseas cocinar a tu mamá un rico desayuno o una deliciosa cena. O tal vez te apetezca llevarle un delicioso postre con el que reconfortar su corazón. En Diario Femenino hemos preparado diferentes recetas para preparar a tu mamá en este día tan especial. Recetas sencillas y fáciles, pero que a la vez son llamativas y vistosas. ¡Vamos allá con estas comidas para sorprender a tu progenitora como nunca antes!

Recetas de desayunos para el Día de la Madre

Empezamos con el desayuno. Quizás te apetezca sorprender a tu mamá con un desayuno diferente al que suele tomar, un desayuno, por ejemplo, en la cama o en una bonita mesa decorada con flores para empezar este día tan especial con buen pie.

1 Desayuno continental

Te proponemos prepararle un desayuno continental un poco diferente y especial. Prepara dos huevos fritos, añade un poco de beicon a la plancha recién hecho. Coloca al lado un delicioso croissant relleno de jamón serrano y queso. Añade un café o té (según sea su preferencia para el desayuno) y un jugo. Puedes sustituir el jugo de naranja tradicional (que también es delicioso si está recién exprimido) por un jugo de frutos rojos (con fresas, arándanos, frambuesas…) licuados con agua de coco y una cucharadita de miel. Por cierto, no te olvides de las tostadas para los huevos o para el café con mantequilla y mermelada por si le apeteciera untar.

2 Desayuno mexicano

Una idea que seguro le encantará es que le prepares un delicioso desayuno mexicano. Aunque hay una gran variedad de desayunos, en Diario Femenino adoramos los huevos rancheros, así que te vamos a enseñar cómo prepararlos (versión receta fácil). Los huevos rancheros son huevos fritos sobre una tortilla de maíz frita con una capa de frijol. Por encima se bañan con una salsa de tomate y chile.

Comienza preparando el frijol. Licúa una lata de frijoles negros (puedes quitarle un poco de caldo) y pon el licuado a hervir en una sartén con un ajo. Deja que hierva un poquito para que agarre espesor. Una vez que tenga una consistencia mantecosa, entonces ya tienes listo el frijol.

Mientras tanto, prepara la salsa. Asa ½ kilo de jitomates o tomates pera en un comal o sartén sin nada de aceite. Asa también un chile jalapeño (o dos, si te gusta muy picante ―puedes usar otro tipo de chile, como chile serrano). Dales la vuelta cuando ya estén asados y tostados por un lado, para que se doren por todos lados. Una vez los tengas asados, licúa los tomates con los chiles, uno o dos dientes de ajos y un poquito de agua. Corta 1/3 de cebolla en daditos y dórala un poco en una sartén. Añade la salsa y deja que se cocine a fuego medio por unos 10 minutos.

Mientras la salsa termina de cocinarse puedes ir friendo en aceite las tortillas de maíz (si las compras ya doradas puedes saltarte este paso) y haciendo los huevos fritos (o estrellados, como se les dice en México). Para montar el plato, unta un poco de frijol en una tortilla y coloca el huevo encima. Repite este paso con el otro huevo. Por último, añade la salsa por encima. Acompáñalo con aguacate y un poco de queso fresco desmoronado sobre la salsa. ¡Tu mamá se chupará los dedos con este desayuno!

Recetas de comidas y cenas para el Día de la Madre

Puede que decidas hacerle una cena a tu madre para agradecer todo lo que ha hecho por ti. Puede que tengas algún plato estrella que quieras cocinarlo para ella, pero si no eres muy cocinillas, quizás alguna de estas recetas de entrantes y platos sencillos sean una buena idea. Por cierto, estas ideas también funcionan para una comida.

3 Guacamole

Un guacamole es un entrante que siempre gusta. Es sencillo de hacer y delicioso, así que te vamos a enseñar cómo se hace. Lava un par de tomates y un manojo de cilantro. Pica los tomates en cuadritos, cebolla y el cilantro. La cantidad variará en función de cuánto guacamole vayas a hacer, pero lo ideal es que la proporción de aguacate con respecto a la cebolla, el tomate y el cilantro sea de 2 a 1. Parte los aguacates por la mitad, retira la semilla, saca la carne de la cáscara, machácala en un bol con un tenedor. Añade una semilla para que el aguacate no se oxide. Añade la cebolla, el tomate y el cilantro y remueve. Añade limón verde o lima y sal al gusto. Para acompañarlo, compra unas tostadas de maíz en el súper ¡y listo! Tu mamá se chupará los dedos.

4 Canapés de salmón ahumado

Otra idea que siempre gusta es este delicioso entrante, fácil de hacer y muy delicioso. Para ello, hierve un par de huevos durante unos 10 minutos. Cuando estén fríos, pélalos y pícalos finamente. Reserva. Tuesta pan de molde o de caja y córtalo en dados (en 4 o 6 partes iguales). Unta mayonesa, coloca una pieza de salmón ahumado y un poquito de huevo picadito por encima. Es delicioso y te salvará la noche con tu mamá.

5 Quiche inventada

Como plato principal te proponemos hacer una quiche. Es un plato muy sofisticado pero que es más sencillo de lo que a primera vista parece. De hecho, puedes hacerla de lo que más te guste. De diferentes quesos, de carnes (carnes frías, sofritos de cualquier carne que te guste, puedes incluir salchichas…) o de verduritas (puedes hacer un sofrito de verduras a tu gusto con un poco de curry y quedará deliciosa).

Lo importante es que hagas una buena base para la quiche y uses un buen queso. Para la masa, solo necesitas mezclar 250 gr de harina (integral o blanca, si no puedes comer harina de trigo puedes usar una mezcla preparada de harina sin gluten), 1 cucharada de azúcar, una buena pizca de sal, 6 cucharadas de aceite de oliva y 1 huevo para que la masa ligue (puedes sustituirlo por dos cucharadas de agua). Mezcla todo y amasa poco a poco hasta conseguir una bola uniforme. Si se desmigaja, puedes echar un poquito de agua. Deja reposar la masa una hora en el refrigerador, tras lo cual podrás estirarla en un rodillo y colocarla en un molde preparado con un poco de mantequilla o aceite para que no se pegue. Hornea a 220°C durante unos 30 minutos aproximadamente, hasta que se empiece a dorar sin que se dore en exceso.

Una vez que tienes la masa preparada y horneada, es el momento de preparar tu quiche. Necesitarás hacer una preparación previa, por ejemplo el sofrito de verduras. Cuando la tengas lista añádela a la masa ya hecha junto con queso rallado (puedes usar varios tipos de queso para que sea más deliciosa). Hornéala hasta que el queso se derrita y se gratine por encima. ¡Y está lista tu quiche para que tu mamá se derrita del sabor!

Postres fáciles y deliciosos para el Día de la Madre

Suele ser habitual comprar unas pastas o una tarta el Día de la Madre, pero además puedes preparar un delicioso postre para la cena especial que le cocinarás. No tiene por qué ser difícil, pero no por ello debes renunciar al sabor. Te damos algunas ideas:

6 Melocotón en almíbar con leche condensada. Prepáralo en un bol y para darle un sabor intenso añade un corrito de licor.

7 Fresas con chocolate. Derrite chocolate en barra al baño maría y sírvelo en un pequeño tazón, para que cada comensal inserte sus fresas en el chocolate. Si tienes una máquina de fondue puedes hacerlo ahí.

8 Plátanos con helado y chocolate. Parte en rodajas los plátanos. Dóralos en mantequilla y un poco de azúcar. Puedes flambearlos con licor. Sírvelos con una bola de helado de vainilla (o de tu preferencia) y un poco de chocolate derretido por encima.

Ponte manos a la obra, verás que hacer estos platillos es muy sencillo y divertido. A tu madre le encantará su sabor y quedarás como una gran chef. ¡Feliz Día de la Madre!

Puedes leer más artículos similares a 8 recetas para el Día de la Madre: comidas para sorprenderla como nunca, en la categoría de Casera en Diario Femenino.