Reflexiones especiales para el Día de la Madre

El amor de una madre es el más especial y real que existe

María José Roldán Prieto

Linda reflexión para pensar en el Día de la Madre

Estarás de acuerdo con nosotras en que el amor de una madre es el más puro y real que existe en este planeta. El instinto materno es superior a cualquier otro instinto y el amor que va unido a él es sin duda lo más maravilloso que puede unir a dos seres. Esto es lo que se siente cuando se piensa en una madre, un amor puro que dura toda la vida. 

Por esta misma razón, queremos pararnos un momento a darle vueltas a algunas reflexiones especiales para el Día de la Madre. Porque ellas se merecen todo, y porque la mejor persona que puedes tener en tu vida es, sin duda alguna, tu madre

El instinto maternal para el Día de la Madre

Cuando somos pequeños vemos en una madre a una heroína que todo lo puede, que con su fuerza nos protege y que con su sabiduría nos guía. Pero a medida que vamos creciendo nos vamos dando cuenta que no sólo todo lo puede sino que además, es la luz que ilumina nuestro camino.

En un momento de la vida, nos damos cuenta que una madre también tiene sentimientos y que sufre como nosotros y de repente, sentimos empatía por todo el daño que quizá le hayamos causado sin tan siquiera darnos cuenta de que ella, también llora. Pero sus lágrimas son de fuerza, valentía y coraje… Unas lágrimas que sin duda deben ser consoladas con el amor incondicional de sus hijos.

Algunas reflexiones para tu madre en el Día de la Madre

La mejor experiencia para el Día de la Madre

Su experiencia le hace tener sabios conocimientos acerca de la vida, sin necesidad de tener una carrera ni de haber estudiado un máster, pero su conocimiento es el más valioso de todos para nuestros corazones. Ella sabe cómo llevarnos a la felicidad en el momento más oscuro y de cómo reconfortarnos en los momentos más complicados.

De niños sus lágrimas no las entendemos y de adultos nos preocupan, porque sabemos que en un tiempo ella lo era todo para nosotros, pero ahora comprendemos que somos nosotros quienes formamos su mundo y que ella, es el centro de nuestro universo. Una madre es amor, un amor puro que todo lo puede. Porque madre sólo hay una y como ella, no habrá ninguna.

¿Cómo vas a celebrar el Día de la Madre este año? ¿Le vas a decir lo mucho que la quieres?