Postres para San Valentín sin horno: recetas para sorprender a tu pareja

Dulces fáciles de preparar para el 14 de febrero

Laura García
Laura García Periodista

Siempre hay excusas para ponerse a cocinar. Siempre podemos encontrar buenas razones por las que hacer un buen plato o un gran postre, y San Valentín es una de ellas. Querer invitar a tu pareja a degustar un dulce significa que has empleado una gran cantidad de tiempo en pensarlo, prepararlo y, con ello, en decirle todo lo que sientes a través de un sentido diferente al que utilizas normalmente. 

A veces no hace falta complicarse mucho para tener estos detalles. Por ello, si el 14 de febrero no quieres pasarte el día entero preparando un dulce laborioso y prefieres algo rápido, en Diario Femenino tenemos lo que necesitas: postres para San Valentín sin horno. Escoge de entre las siguientes recetas para sorprender a tu pareja la que más te guste, ¡y a disfrutar! 

Recetas de postres para un San Valentín con mucho amor

1 Fresas con chocolate

Las fresas con chocolate son, sin lugar a dudas, un postre buenísimo y muy romántico que no tiene por qué tomarse en la mesa. Se puede ingerir en el sofá, acompañado de una copa de champán, o incluso en la cama. Triunfarás y, lo mejor de todo, ¡podrás preparar este plato con tiempo de antelación! 

Ingredientes:

+ Una tarrina de fresas

+ Una tableta de chocolate negro o blanco para derretir

¿Cómo hacerlo paso a paso? 

Se trata de un postre muy sencillo que, como decíamos, podrás preparar con tiempo. Lo primero que debes hacer es lavar y quitar la parte verde de las fresas. Después, clávalas en un palo para poder bañarlas en el chocolate sin problemas. Déjalas listas en un plato a parte. 

Ahora derrite el chocolate y, cuando esté listo, agarra una cuchara para bañar las fresas. El mecanismo es el siguiente: escoge una fresa, deja que cuelgue un hilillo de chocolate mientras vas dando vueltas a la fresa. Así conseguiremos que se creen hilos pequeños de chocolate a su alrededor, ¡y que quede muy estético! Cuanto más chocolate dejes caer y más gires la fresa, más chocolate la cubrirá. Aunque tampoco te pases de chocolate, lo ideal es que esté en su justa medida. 

Por último, busca un lugar donde pinchar el palo de las fresas (así no las apoyarás y no se deformará el chocolate) y mételo en la nevera a enfriar hasta el momento de consumirlo. ¡Es muy sencillo! 

2 Trufas caseras

¿Tu pareja es un amante del chocolate? ¡Este es el postre con el que puedes sorprender! Estamos seguras de que, cuando lo pruebe, quedará encantado. ¡Toma nota! 

Ingredientes:

+ 187 gramos de chocolate para postres

+ 120 ml. de nata líquida

+ Dos cucharaditas de mantequilla

+ Fideos de chocolate negro y chocolate blanco

+ Cacao en polvo

¿Cómo hacerlo paso a paso? 

Lo primero que debes hacer es hervir la nata y dejarla templar. Mientras tanto, derrite el chocolate al baño maría y añade la mantequilla para que se derrita hasta que ambos ingredientes queden bien integrados. Cuando esté listo, añade la nata y mézclalo bien hasta que quede una masa homogénea. Deja enfriar durante 24 horas. 

Después de este tiempo de reposo, será el momento de hacer las trufas. El tamaño de las mismas dependerá de cómo quieras hacerlo, pero nuestra recomendación es que mejor que sean pequeñas para que haya cantidad suficiente para repetir. 

Ve cogiendo porciones de la masa y dales forma redonda. A continuación, báñalas en cacao en polvo o fideos de chocolate y, por último, colócalas en papeles específicos para ayudar a su presentación. ¡Están para chuparse los dedos! 

3 Vasitos de yogur y gelatina

Si deseas huir de los postres habituales (chocolate, fruta...), este postre es muy original y muy rico. Además, podrás presentarlo en vasitos pequeños para que no sea mucha cantidad. ¡Echa un vistazo! 

Ingredientes

+ Agua fría

+ Agua hirviendo

+ 43 gramos de gelatina de fresa

+ Un sobre de gelatina sin sabor

+ Leche condensada

¿Cómo hacerlo paso a paso? 

Este postre está formado por dos capas de diferente color: la blanca y la roja. Para empezar debes ponerte manos a la obra con la parte roja, que estará en la parte de abajo del vasito. Para ello, disuelve la gelatina de fresa en un cuarto de taza de agua hirviendo. Después, añade un cuarto de taza de agua fría y remueve bien hasta tenerla en su punto. En este paso, vierte aproximadamente un dedo o dedo y medio de grosor en cada vasito. A continuación, guarda todo en el frigorífico mientras preparas la siguiente capa. 

Para hacer la capa de color blanco debes poner media taza de agua a hervir y añadir un sobre de gelatina sin sabor mientras remueves a fuego lento. Cuando la gelatina se haya disuelto por completo, incorpora un poquito de leche condensada (al gusto) y mezcla bien. Deja que se enfríe a temperatura ambiente. 

Vuelve a coger los vasitos de gelatina roja de la nevera y añade dos cucharaditas de la mezcla de leche condensada encima. Conserva en frío par que se solidifique y, por último, añade unas frambuesas o frutos del bosque para decorar. ¡Listo! 

4 Falso tiramisú de frutas

El falso tiramisú de frutas es un postre que, a priori, parece muy laborioso... ¡Pero nada más lejos de la realidad! Te sorprenderá lo sencillo que es prepararlo

Ingredientes:

+ 100 gramos de queso mascarpone

+ Fresas, frambuesas o la fruta que quieras añadir

+ Un yogur natural

+ Zumo de naranja

+ Licor de naranja

+ Bizcochos de soletilla

+ 30 gramos de azúcar glas

¿Cómo hacerlo paso a paso? 

Lo primero que debes hacer es mezclar todos los ingredientes, así que en un bol añade el queso mascarpone, el azúcar y el yogur natural. Remueve bien hasta que quede una masa homogénea. Mientras, echa en un plato un poco de zumo de naranja con un chorrito de licor. Eso te servirá para empapar los bizcochos que, a continuación, colocarás en el plato en el que vayas a poner tu postre. Este plato puede ser tanto una bandeja como vasitos individuales (te recomendamos esta presentación por comodidad y limpieza a la hora de servirlo). 

Encima de los bizcochos coloca la fruta elegida en rodajas. La fresa o la frambuesa pueden ser dos buenas opciones, pero puedes escoger la que más te apetezca. Encima de la fruta añade la mezcla que hiciste al principio con el queso, el azúcar y el yogur. Por encima coloca alguna fruta más de decoración y una mezcla de cacao y café en polvo. Tapa el tiramisú y consérvalo frío hasta la hora de servir. 

5 Mini tartas de queso 

Poco tenemos que decir de este postre. Solo que las tartas de queso, si están buenas, ¡hablan por sí solas! 

Ingredientes

+ 50 gramos de galletas

+ 25 gramos de mantequilla

+ 250 gramos de queso crema

+ 250 gramos de nata para montar

+ 50 gramos de azúcar

+ Media cuajada para postres

+ Mermelada de fresa o frambuesa

¿Cómo hacerlo paso a paso? 

Para el primer paso, prepara la base de galleta: tritura las galletas con ayuda de un mortero y añade la mantequilla derretida hasta que quede bien integrada. Lo ideal es tener moldes redondos pequeños para las mini tartas. Cuando lo tengas listo, pon la base de galleta de aproximadamente medio dedo de grosor y aprieta bien para que quede compacto. Introduce la base en la nevera. 

Después, echa en un cazo el queso crema, la nata y el azúcar, y ponlo a fuego bajo para ir dándole vueltas. La clave es que no llegue a hervir. Cuando estén integrados todos los ingredientes apaga el fuego sin retirar el cazo y añade la cuajada. Mezcla de nuevo. 

Por último, vierte con cuidado la mezcla sobre la base de galletas y mételo en la nevera para que se enfríe durante, como mínimo, 6 horas. Cuando haya cuajado faltará untar una la parte de arriba con mermelada de fresas o de frambuesas (o la que más te guste) aunque este paso es opcional. ¡A disfrutar! 

Y tú, ¿cuál de estos deliciosos postres para San Valentín sin horno vas a hacer? ¡Tu pareja quedará encantada! 

Puedes leer más artículos similares a Postres para San Valentín sin horno: recetas para sorprender a tu pareja, en la categoría de Postres en Diario Femenino.