Recetas de pollo al wok para sorprender: saludables y exquisitas

Aprende cómo cocinar diferentes formas de pollo al wok

L.D

Seguro que has oído hablar de los wok o incluso has llegado a probarlos en algún momento. Este tipo de cocina tiene su origen en Oriente y sus platos se caracterizan por realizarse en una sartén ovalada, con bastante fondo. Además cuenta con gran versatilidad ya que se pueden hacer platos con carnes, verduras, pescados… Y todo ello de una forma increíblemente sana, pues es necesario muy poco aceite para hacer un plato de estas características. 

Al contrario de lo que podemos pensar, los wok pueden ser muy variados y diferentes ya que se pueden hacer con todo tipo de ingredientes. Así que hemos seleccionado algunas recetas de pollo al wok para sorprender que son de lo más saludables y exquisitas. ¡Te encantarán! 

Recetas para cocinar wok con pollo

A veces tienes gente comiendo en casa y no sabes qué cocinar, otras no sabes qué puedes hacerte de cena para ti… El wok es un plato perfecto para cualquier ocasión, pues puedes hacer más o menos cantidad dependiendo de tus comensales, puedes aprovechar todo tipo de alimentos y, además, ¡es rapidísimo! En cuestión de 15-20 minutos estará listo.

1 Wok Thäi de pollo y verduras

Recetas de wok con pollo y verduras

Ingredientes

- 2 pechugas de pollo

- Medio brócoli

- 1 pimiento verde o verde italiano

- 1 pimiento rojo

- Media cebolla

- 110 ml. de agua

- 2 dientes ajo

- 1 cucharada de miel

- 2 cucharada salsa de soja 

Paso a paso:

+ Lo primero que tienes que hacer es separar el brócoli y cortar las verduras en juliana lo más uniformemente posible. Lo ideal es que lo hagas con una mandolina ya que el corte quedará perfecto. De esta manera, el wok distribuirá el calor de forma uniforme y conseguirás que las verduras se queden en el mismo punto de cocción.

+ A continuación corta en tiras la pechuga de pollo y pica el ajo 

+ Pon una cucharadita de aceite en el wok y, cuando esté caliente, echa el pollo y el ajo. Cuando veas que está hecho añade la soja, la miel y cocina durante dos minutos. Deja que repose en un bol. 

+ Añade las verduras al wok (puedes ponerlas todas a la vez o ir añadiendo poco a poco) y rehoga para después añadir el agua, tapar y dejar que hierva a fuego alto durante 10 minutos.  

+ Junta todos los ingredientes en el mismo recipiente, y ya tendrás un plato sano, rico y para todos los gustos. 

2 Wok de pollo y shiitake

Ingredientes

- 2 filetes de pollo

- Media bandeja de setas shiitake

- Repollo rehogado (al gusto)

Paso a paso  

+ Echa una cucharadita de aceite en el wok, sazona las pechugas de pollo y rehógalas hasta que se hagan un poquito. Puedes añadir ajo en polvo si lo prefieres, pues le dará un punto de sabor a tu plato.

+ Después lava bien las setas, córtalas cuidadosamente y añádelas al wok junto al pollo para saltearlas.

+ Para terminar, añade el repollo junto a una cucharada de pimentón dulce y mezcla bien. ¡A disfrutar! 

3 Wok de arroz con pollo

Ingredientes

- 100 gr de arroz

- 2 filetes pechuga de pollo

- Media cebolla

- Pimiento morrón en tiras

- 2 dientes ajo

- Orégano

- Tajín 

Paso a paso

+ Primero corta el ajo en trozos o rodajas y ponlo a dorar a fuego lento en el wok junto a una cucharada de aceite

+ Cuando esté listo añade la cebolla en juliana y sigue rehogando. Tras esto añadiremos los pimientos morrones (habiendo escurrido el jugo de la conserva previamente). Dejamos que se poche.

+ Mientras tanto puedes ir cortando el pollo en tiras o trozos y después aderezarlos con orégano y tajín. Lo echamos al wok y mezclamos con el resto de alimentos hasta que todo quede con un color homogéneo.

+ En un cazo aparte cuece el arroz y, cuando este listo, añádelo al plato. ¡Mmmm! 

4 Wok de pollo, noodles y champiñones

Ingredientes

- 2 pechugas de pollo en tiras

- 125 gramos champiñones

- Un bote de brotes de soja

- Media cebolla

- 1 ajo

- Noodles (o fideos)

- Salsa de soja dulce

Paso a paso  

+ En primer lugar corta la cebolla y el ajo e incorpora al wok con una cucharadita de aceite.

+ Mientras esto está al fuego podemos ir cortando los champiñones en láminas para que, cuando esté dorado lo que tenemos en el wok, podamos añadirlos.

+ Da un par de vueltas e integra también los brotes de soja (previamente escurridos). En el caso de los brotes, añade al gusto. Todo depende de si te gusta con más o menos soja. 

+ Por otra parte, podemos ir haciendo los noodles. Y, mientras se cuecen, añade el pollo en tiras a tu wok. Cuando esté hecho, añade tres cucharadas soperas de soja dulce y remueve bien.

+ Añade unos dos vasos de agua y deja que reduzca hasta conseguir una salsita con consistencia. Después, añadimos los noodles y ¡a disfrutar!