Congelación de óvulos: en qué consiste (y otras preguntas frecuentes)

Todo lo que necesitas saber si quieres hacer una preservación de tu fertilidad

Anna Mallafré
Anna Mallafré Ginecóloga

La congelación de óvulos o vitrificación de ovocitos es una técnica para preservar el potencial reproductivo de una mujer de cara al futuro. Los óvulos pueden extraerse de los ovarios, congelarse sin fecundar y conservarse para, más adelante, someterse a un procedimiento de fecundación in vitro en el que el óvulo, ya descongelado, se combina con un espermatozoide en un laboratorio y se implanta en el útero para conseguir el embarazo.

¿Te interesaría conocer cómo funciona el proceso de congelación de óvulos? ¿Cuál es su precio y la edad ideal para realizarlo? La ginecóloga Anna Mallafré nos explica estas y otras preguntas frecuentes sobre vitrificación y preservación de la fertilidad.

Las razones que te pueden llevar a querer congelar tus óvulos

Quizá no estés preparada para quedarte embarazada en la actualidad, pero sí te gustaría ser mamá en un futuro. Ante esta situación, lo ideal es hacer una preservación de tu fertilidad, es decir, una congelación de tus óvulos. Tal y como comenta Anna Mallafré, “puede preservarse la fertilidad para ser mamá después de los 35 años, ya que, a esa edad, resulta mucho más complicado conseguir el embarazo o, también, por motivos médicos”.

Es decir, puedes considerar la opción de la congelación de óvulos si…

+ Tienes un trastorno, enfermedad o necesitas hacer un tratamiento médico que puede afectar a tu capacidad de quedar embarazada: algunas enfermedades autoinmunitarias como el lupus o determinados tratamientos agresivos como la radiación o la quimioterapia para el cáncer pueden dañar tu capacidad reproductiva. Congelar tus óvulos en estas situaciones es una forma de ser precavida para poder tener hijos biológicos con posterioridad.

+ Te estás sometiendo a un proceso de transición de género. Los tratamientos reafirmantes del género, quirúrgicos y hormonales, pueden poner en riesgo tu fertilidad, por eso, es importante reflexionar acerca del deseo de maternidad o paternidad en el futuro para poder preservarla mediante una congelación de óvulos.

+ Deseas preservar ovocitos jóvenes para utilizarlos más adelante. La capacidad reproductora de la mujer disminuye con la edad, por eso, si todavía no estás preparada para ser madre, una buena alternativa es la congelación de ovocitos para aumentar tus probabilidades de embarazo en el futuro. 

La ginecóloga Anna Mallafré advierte, “la preservación no es una garantía de éxito, pero cuando tú preservas la fertilidad lo que preservas es la opción de intentar ser mamá con tus propios ovocitos”.

¿A qué edad es recomendable congelar los óvulos?

“Se recomienda preservar la fertilidad antes de los 35 años, si es posible entre los 25 y 28 años”, especifica Anna Mallafré. A medida que vamos cumpliendo años, la reserva de óvulos disminuye y la calidad de los mismos empeora, por eso, si se desean aumentar las probabilidades de éxito de embarazo en el futuro, cuanto antes hagamos la preservación de la fertilidad, mejor.

¿Hay un límite de edad para realizar una preservación de la fertilidad?

“Más allá de los 40 años no merece tanto la pena preservar la fertilidad ya que los ovocitos son de peor calidad”, aclara la ginecóloga. ¿Y existe un límite de edad para utilizar los ovocitos vitrificados? La realidad es que las sociedades científicas no recomiendan someterse a tratamientos de reproducción asistida más allá de los 50 años ya que, a partir de esta edad, existe un aumento importante de las probabilidades de que surjan complicaciones en el embarazo.

¿En qué consiste el proceso de congelación de óvulos?

Antes de comenzar el proceso, el médico realiza una serie de pruebas a la paciente: una ecografía transvaginal (para descartar patologías ginecológicas y para valorar la reserva ovárica), una analítica y un perfil hormonal. Después, se realizan ecografías cada dos o tres días a lo largo del proceso.

“El proceso para preservar la fertilidad dura unos 15 días y es el siguiente: viene la regla, el día 2 del ciclo empieza el tratamiento y cuando los ovocitos están gorditos se hace la punción y se congelan”, explica Anna Mallafré.

El tratamiento hormonal para la estimulación ovárica, es decir, para conseguir que el ovario produzca varios óvulos a la vez, consiste en una inyección subcutánea diaria durante unos 10 o 12 días. La punción se realiza en quirófano, bajo anestesia general y suele tener una duración de unos 15 minutos. Por lo general, todo el proceso es indoloro, aunque es posible que en los días posteriores la paciente tenga algunas molestias semejantes a las premenstruales.

¿Cuánto tiempo duran los óvulos congelados?

“Parece que no se estropean. Ha habido embarazos de ovocitos que han estado hasta 25 años vitrificados”, relata Anna Mallafré. Los óvulos se conservan en tanques de nitrógeno líquido a -196 Cº y estos tanques son sometidos a un mantenimiento diario que garantiza que las características y calidad de los óvulos congelados permanezcan intactas a lo largo del tiempo.

¿Cuántos óvulos se congelan?

“Se recomienda tener entre 6 y 8 ovocitos congelados”, comenta Anna Mallafré. Esto también depende de cada mujer, de su edad y del número de hijos que se deseen tener. Cuantos más óvulos de buena calidad tengamos congelados, mayores probabilidades de embarazo tendremos en el futuro.

¿Qué sucede con los ovocitos que no se utilizan?

“Los ovocitos vitrificados, según la legislación española, tienen prácticamente la misma consideración que un embrión, por eso, no se pueden destruir fácilmente. Deben permanecer congelados hasta que la mujer ya no pueda ser madre porque ha entrado en la menopausia o padece una enfermedad que no le permitirá quedarse embarazada”, explica Anna Mallafré.

En estos casos, la mujer puede decidir qué hacer con sus ovocitos congelados: cederlos a la investigación, finalizar su conservación o donarlos a otra mujer para que pueda ser mamá (siempre y cuando se reúnan los requisitos necesarios).

¿Cuánto cuesta congelar los óvulos?

El precio de la congelación de óvulos, incluyendo el estudio previo, el tratamiento hormonal, las diferentes consultas y la punción, suele rondar entre los 2.500 y los 3.500 euros, aunque este coste depende mucho de cada clínica, de cada ciudad y de cada país y lo mejor es pedir presupuesto en varios lugares.

¿Tiene más riesgo un embarazo con óvulos congelados?

Los embarazos con óvulos congelados NO tienen más riesgo que los embarazos con óvulos frescos. De hecho, lo que determina en gran medida el riesgo de un embarazo es la edad de la mujer y teniendo en cuenta que gracias a la vitrificación, la mujer va a emplear óvulos de cuando era más joven, esos ovocitos tienen menos probabilidades de alteraciones cromosómicas o de aborto.

¿Y tú? ¿Alguna vez te has planteado preservar tu fertilidad? ¿Te ha quedado alguna duda sobre la congelación de óvulos? Puedes dejarnos un comentario, ¡te leemos!

Puedes leer más artículos similares a Congelación de óvulos: en qué consiste (y otras preguntas frecuentes), en la categoría de Embarazo en Diario Femenino.