Dudas sobre la reproducción asistida: proceso, precio, duración, éxito

Todo lo que tienes que saber antes de someterte a un tratamiento de fertilidad

 

Algunas parejas, después de años intentándolo, descubren que no pueden ser papás de manera natural. También hay millones de mujeres que desean ser madres solteras. Por suerte, las técnicas de reproducción asistida actualmente están muy avanzadas y hay muchas alternativas para conseguir quedarse embarazada.

Lo que sucede es que cuando un hombre y una mujer se embarcan en el mundo de los tratamientos de fertilidad, surgen cientos de dudas: ¿cómo es el proceso y cuál es la duración hasta que se consigue el embarazo? ¿Cuál es el precio de este tipo de técnicas? ¿La reproducción asistida funciona de verdad? ¿Cuál es la garantía de éxito?

Por eso, en Diario Femenino, hemos hablado con la ginecóloga Anna Mallafré para resolver todas estas dudas (y muchas otras) acerca de la reproducción asistida.

Las dudas más habituales acerca de los tratamientos de fertilidad

Estas son las preguntas más frecuentes que las parejas o las mujeres que van a someterse a un tratamiento de fertilidad suelen hacer en consulta (y que a ti también te pueden surgir si vas a comenzar el proceso):

+ ¿Cómo funciona un tratamiento de fertilidad? El proceso paso a paso

Los tratamientos de fertilidad varían dependiendo de cada caso concreto y de las causas por las que no se ha conseguido el embarazo de manera natural (el espermatozoide puede tener un poco de fragmentación, el ovocito puede presentar alteraciones, el útero puede encontrarse inflamado). Por esto, cada tratamiento se personaliza en función de la pareja o de la mujer.

“El primer paso es la valoración del caso: se pregunta por los antecedentes y se hace un plan de estudio. Después se hacen las pruebas necesarias (una analítica, una ecografía, una citología…) y con eso y con todos los resultados de las pruebas se le propone a la mujer una técnica de reproducción asistida determinada”, explica Anna Mallafré.

+ ¿Cuál es la duración de una técnica de reproducción asistida?

“¿Cuándo lograré el embarazo?”, esta es una de las preguntas más frecuentes en consulta de aquellas mujeres que están sometiéndose a un tratamiento de fertilidad. “Una vez que están hechas todas las pruebas que permiten ir a quirófano (esto es lo que más tarda), el tratamiento suele durar unos 10-12 días, después se hace la punción y a los 5 días se transfiere el embrión (en el caso de la fecundación in vitro, por ejemplo)”, cuenta la ginecóloga.

Conclusión: en el mismo mes (ciclo menstrual) que podrías lograr un embarazo natural, puedes conseguir un embarazo por reproducción asistida.

“Luego hay otros casos más complicados que pueden hacer que el proceso se demore un poco: el tener que transferir el embrión más tarde por alguna circunstancia específica o el tener que analizarlo genéticamente porque hay algún riesgo, por ejemplo”, detalla la doctora.

+ ¿Cuánto cuesta aproximadamente un tratamiento de fertilidad?

“El coste de la reproducción asistida depende de cada clínica, por lo general, la inseminación artificial cuesta entre unos 700 y 1000 euros, mientras que una fecundación in vitro está entre los 4.000 y los 6.000 euros”, especifica Anna Mallafré.

+ ¿Los tratamientos de reproducción asistida aumentan la posibilidad de que el bebé pueda tener Síndrome de Down?

“Lo que determina el riesgo de Síndrome de Down es la edad de la paciente y no el tratamiento de fertilidad, aunque eso no quiere decir que sea imposible, también existen pacientes con menos de 35 años que han tenido un bebé con Síndrome de Down”, cuenta la ginecóloga.

“Lo que sí está claro es que el riesgo de Síndrome de Down a partir de determinada edad en la mujer es exactamente el mismo con un embarazo natural que con una técnica de reproducción asistida”, prosigue.

+ ¿Qué probabilidades hay de embarazo múltiple?

Cuando empezó la fecundación in vitro había muchos casos de trillizos o cuatrillizos en toda Europa, pero actualmente las técnicas de reproducción asistida y la tecnología han avanzado y se controla mucho que no se produzca un embarazo múltiple. ¿Cómo se controla? “En la fecundación in vitro, por ejemplo, se ponen los embriones de uno en uno y la posibilidad de gemelos se reduce a la posibilidad de la población general que es muy bajita”, explica Anna Mallafré.

Hay que pensar que el objetivo final de una técnica de reproducción asistida es tener un bebé sano con el mínimo riesgo de parto prematuro y una mamá sana con el mínimo riesgo de diabetes, de preeclampsia y de otras complicaciones que siempre están más asociadas a las gestaciones gemelares

+ ¿Cuántas garantías de éxito tiene un tratamiento de fertilidad?

“La tasa de éxito del tratamiento de fertilidad depende de varios factores, pero el principal de ellos es la edad del ovocito de la mujer. Con menos de 35 años, la garantía de éxito suele rondar entre el 50-60% de probabilidades por intento y va disminuyendo conforme avanza la edad”, comenta la doctora.

+ ¿Cuáles son los riesgos de las técnicas de reproducción asistida?

Los médicos siempre recomiendan intentar el embarazo natural, si no se consigue y no queda otro remedio que acudir a un tratamiento de fertilidad, se deben asumir los riesgos asociados a él. De todas formas, tal y como nos cuenta Anna Mallafré, “la preeclampsia, la hipertensión, la prematuridad y la diabetes gestacional son riesgos en el embarazo que también dependen de la edad de la paciente y no de las técnicas de reproducción asistida”.

Otras preguntas que pueden surgir sobre las técnicas de reproducción asistida

+ ¿Cuándo acudir a una clínica de fertilidad?

Por norma general, debería consultarse a un especialista si no se consigue el embarazo de manera natural en el plazo de un año, a no ser que exista algún tipo de problema o patología previa ante la cual es recomendable hacer la consulta antes. “A partir de los 37 años se recomienda esperar unos 6 meses y a partir de los 40 años se debe consultar inmediatamente a un profesional”, aconseja Anna Mallafré.

+ ¿Las técnicas de reproducción asistida son dolorosas?

Por lo general, los tratamientos de reproducción asistida no son dolorosos. En el caso de la inseminación artificial, por ejemplo, es un proceso sencillo realizado en la propia consulta y que no requiere ningún tipo de anestesia.

En el caso de la fecundación in vitro, la punción también es indolora ya que se realiza con anestesia y en quirófano. Después, la transferencia embrionaria se hace bajo control ecográfico y las molestias que puede generar son las mismas que las molestias que ocasiona una citología en una prueba ginecológica rutinaria.

+ He hecho el tratamiento y me ha bajado la regla, ¿merece la pena intentarlo otra vez?

Ante el fracaso del tratamiento es muy normal el desánimo y la pérdida de confianza en la técnica, pero también hay que tener en cuenta que, al igual que es muy difícil quedarse embarazada naturalmente a la primera con las técnicas de reproducción asistida sucede lo mismo. Tras varios intentos, la probabilidad acumulada de embarazo aumenta.

¿Y tú? ¿Estás sometiéndote o te has sometido ya a un tratamiento de reproducción asistida? Cuéntanos tu experiencia en los comentarios y ayudarás a otras lectoras que estén pasando por lo mismo.

Puedes leer más artículos similares a Dudas sobre la reproducción asistida: proceso, precio, duración, éxito, en la categoría de Embarazo en Diario Femenino.

Publicado:
Actualizado: