Ansiedad por quedar embarazada: la obsesión y el estrés por ser madre

Cómo afecta la ansiedad a la fertilidad

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Mientras que unos afirman que el universo entero conspira para conseguir lo que desean, otros ven cómo sus anhelos quedan frustrados intento tras intento como si precisamente fuera ese mismo universo el que no les permite lograr sus fines. Y esta conspiración en negativo es la que promociona intensamente la ansiedad. La ansiedad por quedar embarazada es uno de los mayores obstáculos para tener a tu bebé, sobre todo si no hay impedimentos físicos de por medio. ¿Afectan la obsesión y el estrés por ser madre a la fertilidad? ¿Cómo evitarlo?

¿No te quedas embarazada por la ansiedad?

Quieres tener un bebé, quieres quedarte embarazada y no parece que haya ningún impedimento fisiológico para conseguirlo. Tu pareja y tú os ponéis a la tarea con ilusión esperando el ansiado momento del embarazo, que será el punto de partida para una nueva vida y para una nueva familia. No hay prisa, ¿o sí? Parece que la ansiedad y el estrés son verdaderos obstáculos para el embarazo.

Nos adentramos en un círculo vicioso. Porque según van pasando los meses y no consigues quedarte embarazada, los nervios y la preocupación aumentan. ¿Y si no podemos tener el bebé? ¿Y si no me quedo embarazada? ¿Qué está pasando? Están pasando por tu cabeza un montón de ideas descabelladas y catastrofistas provocadas por esa ansiedad que va en aumento. Y eso no va hacer sino retrasar tu embarazo.

Es muy fácil pedir calma y que te relajes cuando el reloj avanza y parece como si te estuvieras quedando sin tiempo. Cuando tras meses y meses de intentarlo no hay atisbo de embarazo. Es muy fácil decir que la tranquilidad es tu mejor aliada para tener a tu bebé. Pero es tan difícil no atragantarse con la ansiedad y la angustia cuando tu mayor sueño se ve tan lejos.

Cómo reducir la ansiedad por quedar embarazada

Desilusión, cansancio, desmotivación, sentimiento de culpabilidad y hasta problemas de pareja llegan de la mano de esta ansiedad por quedar embarazada. No te rindas. Ni con la ansiedad ni con el embarazo y busca ayuda si crees que has llegado a ese punto en el que no puedes controlar la ansiedad. Si no hay ningún problema físico para el embarazo, es seguro que la ansiedad es el verdadero obstáculo para quedarte embarazada, así que espera.

Espera y cambia el foco de atención. Porque tal vez te conviene trabajar la ansiedad y reducirla antes de centrarte por completo en el tema del embarazo. Tómatelo como una inversión a medio plazo en la que ganarás en salud física, mental y emocional para afrontar el futuro embarazo y la maternidad con más fuerza y con más recursos.

Muchas parejas han estado intentando tener un bebé durante meses o incluso años con la ansiedad creciendo según pasaba el tiempo. Y cuando lo han dejado por imposible, cuando han centrado su atención en otros asuntos, es cuando ha llegado el bebé. ¿No te parece increíble? Es la propia ansiedad la que puede estar impidiendo que te quedes embarazada.

Así que consulta con profesionales, psicólogos y ginecólogos, en los que apoyarte. Habla con tu pareja para relajar un poco el ambiente y lograr la tranquilidad que necesitáis, realiza todas las actividades que puedas para combatir el estrés y la ansiedad e intenta controlar la decepción, pero sin tirar la toalla.

El embarazo llegará, estamos seguras de ello. Pero con la ansiedad instalada en tu interior no es posible. Tampoco son las mejores condiciones para traer un bebé al mundo, así que piensa qué es lo mejor para tu bebe. Llegará cuando sea el momento y el momento vendrá cuando hayas aceptado la situación. Estás sufriendo un problema de ansiedad, cuando te recuperes, cuando tengas fuerzas para todo lo que implica la maternidad, será mucho más fácil quedarte embarazada.

Puedes leer más artículos similares a Ansiedad por quedar embarazada: la obsesión y el estrés por ser madre, en la categoría de Ansiedad en Diario Femenino.