Soñar con el diablo: ¿es una pesadilla?

Los sueños con Lucifer no tienen una interpretación tan negativa como parece

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

¿Por qué sueñas con el diablo?

Las pesadillas son inevitables, pero los sueños no siempre son lo que parecen a primera vista. Es el caso de soñar con el diablo, un sueño vinculado al mal, a las emociones negativas y al miedo del que puede que despiertes con mucha inquietud. Pero en una interpretación más a fondo verás que no todo es negativo. Descubre en nuestro diccionario de sueños qué significa soñar con el diablo.

Por qué sueñas con el diablo: significado e interpretación 

Es inevitable. Cuando sueñas con el diablo o con el infierno no puedes evitar pensar que tal vez eres mala persona, que tus sentimientos no son bondadosos o que el mal está dentro de ti. También se suele pensar que es un sueño premonitorio de desgracias, de males, de momentos difíciles e infernales, pero los sueños no siempre son lo que parecen.

+ Tampoco te vamos a intentar convencer de que soñar con el diablo tiene un significado de bienestar, porque la inquietud con la que despiertas te demuestra lo contrario. Sin embargo, no hay que confundir el simbolismo negativo del diablo con una necesaria interpretación negativa. Es la magia de los sueños, que siempre tienen su cara y su cruz.

+ La cruz de soñar con el diablo es evidente, ya que en la mayoría de los casos se trata de una pesadilla que refleja tus temores. Porque no estás actuando bien o según tus valores, porque le has hecho daño a alguien, porque la negatividad te embarga o porque vives en un permanente de conflicto vital. Dudas de ti misma y de tu verdadera personalidad, tienes problemas de conciencia y seguramente el sentimiento de culpabilidad te acompaña a cada momento.

+ Pero, ¿te has parado a pensar en la fuerza y el poder que tiene el diablo? El diablo no solo simboliza el mal, también simboliza la rebeldía y eso no es negativo. El poder de ser tú misma, de ir contracorriente, de no seguir las convenciones, de dejarte caer en la tentación. El diablo es tan poderoso como Dios y siempre puedes hacer un pacto con él en tu sueño.