Gases en el intestino: cómo acabar con el meteorismo o flatulencia

Cómo combatir el meteorismo

Todas aquellas molestias que derivan de la presencia de gas en el intestino son llamadas meteorismo. La flatulencia es otro nombre conocido que se le da a esta molesta afección que se manifiesta en forma de eructos o ventosidades con los que se expulsa el gas sobrante del intestino.

Si bien se trata de una dolencia que no reviste problema para la salud, sus manifestaciones pueden afectar a la vida diaria de quien la padece por las desagradables situaciones que provoca. Y lo cierto es que hay una gran cantidad de personas que padecen meteorismo. Para combatir este trastorno, generalmente basta con un cambio en la alimentación.

El problema de los gases en el intestino

El meteorismo es un problema que afecta sobre todo a personas con ansiedad que comen deprisa y mastican mal. También hay una mayor presencia de flatulencia en fumadores y en aquellas personas que sufren problemas gástricos.

Pero la verdad es que la presencia de gases en el intestino es necesaria ya que forma parte del proceso de fermentación bacteriana de los alimentos. El gas presente en el intestino es utilizado como fuente de energía y es una pequeña cantidad del gas la que finalmente resulta expulsada por el ano o por la boca.

Ocurre muchas veces que al tragar también introducimos aire en el intestino y cuando el gas presente en el intestino no realiza el proceso de fermentación correctamente o queda un excedente es cuando se presentan los dolores abdominales y se hace necesario expulsar ese gas sobrante.

Aunque el meteorismo no constituye un riesgo para la salud y se resuelve mediante un tratamiento basado en unos hábitos alimenticios saludables, en determinados casos es recomendable hacer un seguimiento de la persona que lo padece, pues a veces la flatulencia está asociada a alguna enfermedad como el síndrome del intestino irritable, la enfermedad de Chron, o incluso algún tipo de cáncer.

Cómo evitar la flatulencia

Generalmente el meteorismo desaparece por sí solo, pero si el problema persiste conviene acudir al médico para someterse al tratamiento más adecuado. Los medicamentos para paliar la expulsión de gases no suelen ser tan efectivos como su publicidad nos quiere hacer ver, así que es preferible centrar el tratamiento en una dieta alimentaria que evite la producción excesiva de gases.

La eliminación de la leche durante una o dos semanas es el primer paso para comprobar si la flatulencia se está produciendo por una intolerancia a la lactosa. Reducir el consumo de grasa y eliminar el azúcar de la dieta es otra recomendación habitual, así como evitar las bebidas con gas.

Algunos de los alimentos favorecen la aparición de gases en el intestino por lo que conviene retirarlos de la dieta habitual mientras persista el problema del meteorismo. Las legumbres como alubias, lentejas o guisantes se pueden consumir pero únicamente en puré. Hay que tener cuidado con el pan y las harinas integrales y se recomienda consumir las frutas peladas. Verduras como la coliflor, las coles de Bruselas, las acelgas o la lechuga también pueden aumentar el problema del meteorismo.

Laura Sánchez  •  domingo, 21 de octubre de 2012

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x