Remedios caseros infalibles para eliminar las agujetas

Los mejores trucos para quitar las agujetas después de hacer ejercicio

Laura D
Laura D Periodista

Remedios caseros para quitar las agujetas

Seguro que te ha pasado más de una vez. Te pones a hacer deporte tras un tiempo y, después del primer día, aparecen las molestas agujetas que no te dejan ni moverte. Por suerte, existen algunos remedios caseros infalibles (que te vamos a contar) para ayudarte a eliminarlas, pero antes es importante que conozcas por qué aparecen las agujetas.

¿Por qué se producen las agujetas?

Conocemos las agujetas como el dolor que aparece a las 24-48 horas de haber realizado un esfuerzo en un ejercicio. Comúnmente pensábamos que se producían cuando las células encargadas de quemar azúcar y oxígeno no podían hacerlo y producían ácido láctico, que se cristalizaba y se clavaba en el músculo. Hoy en día, esa teoría se ha descartado y se cree que las estructuras de los músculos se inflaman con el roce cuando realizamos un ejercicio después de mucho tiempo y, por ese motivo, aparecen las agujetas.

Remedios caseros eficaces para quitar las agujetas

1 Frío

Si las molestias generadas por las agujetas te impiden incluso moverte, una forma de aliviarlas de manera instantánea consiste en aplicar frío (bolsas, compresas…) en las zonas de dolor. Así, las fibras rotas se relajarán y te sentirás mejor.

2 Baño con agua templada

El truco opuesto a lo que te acabamos de contar también es bastante efectivo. Se trata de darte un baño de agua templada y al mismo tiempo combinarlo con un masaje en círculo en la zona afectada.

3 Limón y azúcar

Es uno de los remedios más conocidos para las agujetas. Se trata de hacernos una bebida con agua de limón y algo de azúcar, que nos ayude a rehidratarnos y a estabilizar los niveles de glucosa. Bastará con utilizar un limón, añadir medio vaso de agua y una cucharadita de azúcar.

4 Zumo de naranja con piña

Zumo de naranja con piña para aliviar las agujetas

Atenta a esta recetilla casera a base de fruta porque cuando sientas las punzadas de las agujetas ¡te va a venir muy bien! Se trata de mezclar naranja y piña. ¿Sencillo verdad?

Por una parte, la naranja cuenta con la vitamina C, una de las más recomendadas para paliar el dolor de las molestas agujetas. Junto a esta, la bromelina que contiene la piña. Exprime dos naranjas y bate dos rodajas de piña, añade medio vaso de agua y el resultado será un batido que te ayudará a reponer todas las vitaminas que te faltan. Lo mejor de todo es que, al estar tomando algo tan saludable como la fruta, podremos preparárnoslo todas las veces que queramos. ¡Bye, bye agujetas! 

5 Aceite de oliva y de lavanda

Los masajes con aceites también son muy efectivos a la hora de enfrentarse al dolor de las temidas agujetas. Nos bastará una cuchara sopera de aceite de oliva y unas 6 gotas de aceite de lavanda. Mézclalos para conseguir una sustancia homogénea y aplícalos con un suave masaje en la zona afectada. Tras la aplicación estarás muy pringosa, por lo que estará genial que acabes con un baño de agua tibia, como te hemos dicho un poco más arriba. 

6 Infusión de cayena y miel

Para "reconstruirnos" por dentro, podemos recurrir a una infusión de cayena y miel. Calentaremos en un baso de agua un pizca de cayena. ¡Cuidado! Si la has utilizado alguna vez sabrás que pica, así que es mejor que no te pases, para no tener que experimentar un efecto muy desagradable. La cayena nos ayudará con la sensación de dolor, pues tiene propiedades analgésicas (¡y además adelgazantes!). Deja que repose 3 minutos y añade una cucharada de miel.

7 Deporte

Te parecerá increíble, pero la mejor forma de eliminar las agujetas provocadas por el deporte es haciendo más deporte. Si trabajamos las zonas que nos duelen vamos a hacer que el músculo se acostumbre y desaparezcan. No obstante, es fundamental que estiremos tanto antes del ejercicio como después. De esta manera, si tenemos agujetas, los estiramientos nos ayudarán a aliviarlas y, si no las tenemos, las podremos prevenir.

Con una dosis de ejercicio diaria, estiramientos y estos sencillos remedios caseros conseguirás olvidarte de las agujetas.