Consejos para discutir en pareja de forma constructiva: ¿es posible?

Tips para mejora la comunicación en tu relación

Fátima Gallardo
Fátima Gallardo Terapeuta de pareja

Igual que hemos llegado a aprender que las crisis son oportunidades si las sabemos aprovechar, las discusiones no son algo malo si sabemos tenerlas de una manera sana. Pensamos que las discusiones son lo que mata a la pareja y realmente la enfermedad mortal de la pareja no son las discusiones, sino que es todo lo que se mueve en torno a ellas. 

¿Y tú? ¿Cómo discutes? Eres de las que chilla, de las que calla, de las que no soporta hablar tensa y prefiere posponerlo o la que prefiere evitarlo. Te quedas en la habitación o te marchas o persigues a tu pareja. Eres de las que gesticula mucho y pone caras de enfado o gestionas tu lenguaje corporal.  Y tu pareja... ¿cómo discute tu pareja? 

Es muy interesante analizar esto y ver qué nos provoca esta forma de discutir que tiene nuestra pareja y como nos hace "responder a nosotras". Cuando tu pareja discute contigo: ¿sientes miedo de la ruptura? ¿sientes una ira terrible? o ¿angustia por pensar diferente y no sentirte comprendida? En Diario Femenino vamos a ver algunos consejos para discutir en pareja de forma constructiva. ¿Es realmente posible? ¡Presta atención!

Discutir con tu pareja: ¿es siempre negativo?

En las sesiones de terapia de pareja siempre preguntamos: ¿y qué es discutir para vosotros? Y las respuestas varían mucho. Es sorprendente como cada uno o cada una tenemos un concepto de lo que es discutir. Vemos como cada uno discutimos de una manera.

En todas las relaciones, especialmente en las de pareja vemos las discusiones como algo negativo. Quizás seamos de los que pensamos en lo más racional que sí, que las parejas discuten, pero en la parte más emocional no pensamos igual. Nos encantaría decir que jamás discutimos con nuestra pareja y que nunca pasamos ese mal rato de una discusión. 

Y realmente para cada una de nosotras las discusiones tienen un significado y una forma diferente. Y se convierte en un baile que se complementa cuando entra en juego nuestra pareja y la forma que él o ella tiene de discutir. Hay parejas que en una discusión se quedan a charlar sobre lo que ha ocurrido de manera agitada, otros continúan la conversación más tarde cuando ambos están tranquilos, hay personas que evitan la discusión y se van incluso de la habitación y hay quienes persiguen a su pareja por la casa para que puedan discutir, hay quien se bloquea y se queda callado y así distintas reacciones para enfrentarnos a las discusiones. 

En los momentos de discusión se activan áreas del cerebro donde el estrés y ciertas hormonas se encienden. Lo que hace que se convierta en un proceso que parece más emocional que racional. Y sí, puede ser así, pero también puede ser un proceso que construyamos y nos permita entendernos mejor. 

En terapia, como parte del trabajo, decidimos grabar la discusión, para analizarla después podemos observar juntos distintos patrones. Así podemos vernos y entendernos de otra manera. Es una técnica que nos ayuda mucho a conocernos mejor

¿Cómo discutir de una manera constructiva?

Esto de discutir "bien" o de manera constructiva parece algo mágico. Y realmente no es algo que se consiga de forma fácil, requiere de ciertas habilidades, ¿quieres saber cuáles? Requiere que sepamos:

+ Qué es discutir y qué significa para nosotras

Es muy importante que contestemos a las preguntas anteriores donde analizaremos cómo discutimos y, desde ahí, plantearnos cómo nos gustaría hacerlo. No pensemos que eso de discutir es 100% emocional porque no tiene por qué serlo. Y más cuando la forma en la que lo hacemos no nos ayuda a construir la relación de pareja

+ Qué es discutir y cómo discute nuestra pareja

En las discusiones se va a producir un baile donde nosotras hacemos algo y nuestra pareja responde de cierta manera y nosotras respondemos a esa manera de forma diferente. Poder tener esto claro nos va a permitir entender cuáles son las necesidades de nuestra pareja y desde ahí construir una manera que nos resulte adecuada para ambos

+ Habilidades para saber cómo queremos gestionar el momento

Se trata de pararnos a pensar cuál es nuestra mejor manera. Realmente queremos discutir cuando estamos alterados o preferimos hacerlo con calma. Queremos irnos de la habitación corriendo porque no queremos discutir o para posponer hasta estar más tranquilos… 

+ Conocer nuestras emociones y gestionarlas

Pensar diferente a nuestra pareja, querer que haga las cosas diferente, nos puede llevar a una angustia horrible, pero realmente son emociones que nos hacen quedarnos en el reproche y la crítica y si no las gestionamos puede llevarnos a que realmente no sean nada prácticas. 

+ Qué es lo que queremos decir

Esto es muy importante para no terminar discutiendo de cosas del pasado que traemos una y otra vez a las discusiones como si nunca consiguiésemos cerrar el asunto. Y el poder de la conciencia nos va a permitir no quedarnos enganchados en lo primero que se nos ocurra o nos moleste. 

+ ¿Qué es lo que sientes?

Hablar desde lo que vemos pero también desde lo que nos hace sentir para que no suene a reproche. A nadie le gusta escuchar los reproches continuos de su pareja. Pero si hablamos con nuestra pareja desde donde nos hace sentir cambiamos radicalmente el mensaje. Así le damos la oportunidad para que nos explique, para que nos entienda y valore qué hacer desde ahí, no desde el reproche. 

+ Es necesario interés y voluntad para hacer las cosas de otra manera

Como todo lo que tiene que ver con las relaciones de pareja necesitamos interés y voluntad para querer mejorar, para saber que realmente la relación de pareja nos aporta cosas que queremos en nuestra vida y que las discusiones son solo una parte de la relación

+ Poner un cierre en las discusiones

Y, por último, nos gustaría añadir uno más. Es que necesitamos un cierre para las discusiones. Este punto nos encanta porque no solemos considerar que tras una discusión se realiza una herida y como tal necesita una tirita, que quizás sea pedir perdón, dar las gracias, quizás un abrazo, un cierre, un lazo, algo que le transmita a nuestra pareja que podemos pensar diferente, pero que eso no nos separa. 

Realmente tómate este proceso como algo que os va a ayudar a crecer a nivel personal y en la pareja. Es un camino por descubrir, algo que requiere de un trabajo y un esfuerzo personal y también por parte de nuestra pareja. Y que esto nos va a ayudar a ser mejores.

Y aclaramos que estas discusiones nada tienen que ver con relaciones abusivas o de maltrato. Si es así, nada de lo que te hemos comentado te dará resultado. Y nuestra recomendación es que puedas pedir ayuda si te sientes sin salida.

¿Te han servido estos consejos para discutir con tu pareja de manera constructiva? ¿Has aprendido que sí es posible hacerlo? Si es así, no te olvides de dejarnos un comentario para contarnos qué te ha parecido este artículo. Y por supuesto que también te animamos a que lo compartas con aquella persona que sabes que le va a venir bien.

Puedes leer más artículos similares a Consejos para discutir en pareja de forma constructiva: ¿es posible?, en la categoría de Pareja en Diario Femenino.

Publicado:
Actualizado: