Carta de amor a una prima: tan hermanas como amigas

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Hay primas conocidas, hay primas desconocidas y hay primas de verdad. Para esas primas de verdad va dirigida nuestra carta de amor. Porque una prima de verdad es a veces una hermana, otras veces una amiga y siempre una persona muy especial. Si tienes una de esas primas de verdad, esta carta es para ella. Hemos escrito una carta de amor a una prima.

Ejemplo de carta de amor a una prima

Querida prima:

Te escribo esta carta para recordarte cuánto te quiero. Porque sé que no estás pasando un buen momento y debes saber que puedes contar conmigo. Como siempre, como yo siempre he podido contar contigo. Nuestro vínculo es para siempre, eso tienes que saberlo. Aunque nuestro parentesco haya sido algo impuesto por la familia, nuestro cariño es elegido, es el cariño que hemos elegido nosotras a lo largo de todos estos años.

También te escribo para agradecerte tu amor. En ti encontré a esa mejor amiga que era algo más. Tal vez los lazos de sangre sean lo que convirtieron nuestra amistad en algo mucho más fuerte. Sin la presión que ejercen las hermanas, sin la dejadez de algunas amigas, tú, mi prima, eres la amiga perfecta. Y nunca podré olvidar todo lo que hemos vivido juntas.

Todo esto viene porque desde hace un tiempo te noto distante, como si quisieras alejarte de mí. Desconozco el motivo, pero no voy a dejar que te vayas tan fácilmente. Sé que no estás bien y que ahora no puedes pensar con claridad. Entonces guarda esta carta para cuando puedas hacerlo, para cuando puedas reconocer que mi cariño es de verdad y que mi oferta es sincera. Puedes apoyarte en mí.

Si quieres puedes apoyarte en mí, como hacías antes. Yo voy a estar siempre atenta, siempre dispuesta a darte mi mano para que la cojas. Recuerda que juntas somos más fuertes, que juntas podemos lograr todo lo que nos propongamos y que juntas podremos salir de cualquier pozo. Porque somos un gran equipo, no lo olvides.

Te quiero.