Mujeres y hombres y la capacidad de perdonar en la pareja

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Aunque perdonar parezca un acto rescatado de la tradición religiosa, se trata de un ejercicio saludable dentro de la relación de pareja. Mujeres y hombres cometemos errores por los que debemos pedir perdón y, a ser posible, ser perdonados. Pero no siempre es fácil. A veces, no hay posibilidad de redención y, otras veces, se nos ha agotado la capacidad de perdón.

Pedir perdón en la pareja

Nunca nos acostumbraremos a esa falta de sintonía en la pareja cuando hablamos de las diferentes necesidades de mujeres y hombres. Pedir perdón es fundamental para mantener la relación porque todos cometemos errores que pueden hacer daño al otro. La respuesta dependerá del calibre del daño ocasionado pero, en todo caso, hay que pedir perdón.

Los hombres son especialmente reacios a pedir perdón por los daños cotidianos. Pueden pedir perdón en casos más graves, como una infidelidad puesta al descubierto pero, en el día a día, el perdón se les atraganta. Por su parte, las mujeres piden perdón más veces, especialmente por asuntos que atañen al estado de salud de la relación y de los que los hombres tal vez no se han dado ni cuenta.

Es más que frecuente que una mujer pida perdón a su pareja por llevar varios días de mal humor, sin ganas para compartir tiempo de calidad en pareja o porque haya estado absorbida por las obligaciones laborales. Tal vez por ese sentimiento de culpabilidad que siempre acompaña a la mujer, el perdón aparece con más frecuencia en los labios de las mujeres.

La capacidad de perdón en la pareja

Perdonar supone un acto de generosidad, a veces de también de egoísmo, pero sobre todo, supone poseer la virtud de la empatía y de ponerse en el lugar del otro para comprender sus errores. No todo el mundo tiene la misma capacidad de perdón, no todo el mundo tiene la misma tolerancia frente a los errores ajenos y de ahí surgen infinidad de conflictos en la pareja.

La duda más habitual es determinar hasta dónde puede llegar la capacidad de perdón. ¿Hay que perdonarlo todo en una pareja? Desde luego que no. Y el alcance del perdón dependerá de la teoría de la compensación. Si estás enfadad porque tu novio no te preparó ninguna sorpresa por San Valentín y ni siquiera fue capaz de pedirte perdón, ¿te compensa guardarle rencor o es mejor olvidar el episodio y seguir queriéndole como siempre?

Hay que tener mucho cuidado con lo que perdonamos en la pareja. Siempre debemos asegurarnos de haber perdonado de verdad. De nada sirve afirmar que no pasa nada, que está olvidado, si en nuestro fuero interno aún queda rencor. Y es que el pilar sobre el que se sostiene una relación de pareja es la honestidad con una misma.

Puedes leer más artículos similares a Mujeres y hombres y la capacidad de perdonar en la pareja, en la categoría de Pareja en Diario Femenino.