Volver a creer en el amor ¡es posible!

Cómo puedes volver a creer en el amor

Entendemos perfectamente esa sensación después de romper una relación de pareja en la que crees que sería mejor no volver a enamorarte jamás. También entendemos esa otra sensación de hastío cuando haces un repaso a tu historial sentimental y ves tantos borrones. Pero si estás a punto de ser una escéptica del amor, lo sentimos, tendrás que cambiar el chip. Tenemos algunas maneras de convencerte de volver a creer en el amor, porque no vamos a dejar que te pases al lado oscuro.

Merece la pena volver a creer en el amor

¿Qué es eso de rendirse?, ¿qué es eso de mirar para otro lado?, ¿qué es eso de pensar que porque has tenido mala suerte en el amor no merece la pena volver a intentarlo? No vale tirar la toalla y menos en asuntos sentimentales, porque el amor merece la pena, porque el amor, dicen, es lo que mueve el mundo. Así que aquí tienes unas cuantas razones para volver a creer en el amor.

+ No todos los hombres son iguales. Sí, claro que estás harta de encontrarte con presuntos príncipes azules que acaban convirtiéndose en sapos. Pero, de verdad, de verdad de la buena, que no todos los hombres son iguales.

+ La experiencia te hace más sabia. Esa retahíla de sapos que llevas en tu historial sentimental no son fracasos, sino experiencia acumulada. ¿Y para qué sirve la experiencia en el amor? ¿para convertirte en una escéptica? En absoluto, la experiencia amorosa sirve para hacerte más sabia. ¿Lo notas?

+ Cuando te amas a ti misma. Llega un momento en la vida en el que ya has aprendido a amarte a ti misma, en el que sabes que la mujer de tu vida eres tú. Y ahora sí, ahora es mucho más fácil dar y recibir el amor que te mereces. Practica el autoamor y verás cómo tu mundo se transforma.

+ Ahora sabes lo que quieres. Como mujer sabia que eres ahora después de unas cuantas rupturas sentimentales, tienes muy claro lo que quieres, lo que estás preparada a dar, lo que estás dispuesta a aceptar y, sobre todo, lo que estás en condiciones de exigir a tu pareja. Así sí se puede amar de verdad.

+ Ábrete a la casualidad. Una cosa es que no quieras buscar pareja porque no es tu objetivo en la vida, una cosa es que no te hagas el casi obligado perfil en Tinder y otra cosa es que cierres tus puertas al amor o a lo que surja. Las casualidades existen, los encuentros fortuitos en un banco del parque existen, las miradas que se encuentran en la sala de un museo también existen, solo tienes que dejar la puerta abierta.

+ Prueba otra vez. Si en otros ámbitos de tu vida no te rindes fácilmente y lo intentas y lo vuelves a intentar hasta que lo consigues o hasta que te sale bien, ¿por qué no haces lo mismo con el amor? Ojo, que no te estamos incitando a tropezar una y otra vez con la misma piedra. Cambia de piedra, pero tropieza las veces que haga falta porque ya sabes eso de 'tropezar y no caer, adelantar camino es'.

+ Vivir enamorada. ¿De verdad quieres perderte esa sensación de poder, de felicidad absoluta y de energía imparable que te da el enamoramiento? Sí, es cierto que el enamoramiento se pasa pero, ¿y lo inmensamente feliz que eres mientras dura?

+ Maratón de películas románticas. Si las anteriores razones no han funcionado y aún sigues pensando que el amor no es para ti, tenemos un as en la manga. Te proponemos una tarde a solas de sofá, mantita y maratón de películas románticas, esas en las que Jennifer Aniston se encargará de que vuelvas a creer en el amor.

Laura Sánchez  •  viernes, 16 de junio de 2017

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Galería

  • Parejas de celebrities que no pegan nada

    Parejas de celebrities que no pegan nada

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x