10 trucos de belleza caseros que todas deberíamos probar

¿Te atreverías a hacer tu propio desodorante?

Lidia Nieto

Te presentamos sencillos trucos de belleza caseros para que saques todo su partido a tus productos de maquillaje y, además, puedas solucionar pequeños contratiempos. ¿Qué harías si, de repente, estás en casa arreglándote para salir y te das cuenta de que se te ha acabado el desodorante? O, también, que se te ha echado el tiempo encima y quieres pintarte las uñas pero no tienes apenas tiempo para esperar a que se te sequen. Si todas estas cosas a ti también te han pasado, ¡estás en el lugar correcto! Te traemos la lista con los 10 trucos de belleza caseros que todas deberíamos probar. 

 Los mejores remedios de belleza caseros

+ Adiós a las manchas negras en las axilas. Coge una patata y pártela por la mitad. ¿Sabes lo que vas a hacer ahora con ella? Pásala por debajo de tus axilas y comprobarás que las manchas oscuras que puedan aparecen por el sudor desaparecerán como por arte de magia. 

+ Secador de esmalte de uñas exprés. Tienes prisa porque has quedado, pero no quieres salir de casa sin antes pintarte las uñas. ¿Qué hacer? Píntate las uñas como de costumbre y, en lugar de esperar unos minutos para que el esmalte se seque al aire (ojo, nunca soplar), mete tu mano en un bol con agua fría y... ¡problema solucionado! 

+ Da luz a tu rostro. Si sientes que te falta luz a tu cara, que está un poco triste y quieres conseguir un poco de luminosidad de manera casi natural y en tiempo exprés, este es tu truco de belleza perfecto. Lo único que tienes que hacer es coger una botella de agua con gas, echarla en un cuenco, meter tu "cara bonita" en él y... ¡brillarás con luz propia! 

+ Sonrisa de película. El photoshop al que muchos famosos se someten por lucir una dentadura perfecta ha hecho que nosotras también queramos lucir una sonrisa de película. ¡Buenas noticias, tú también puedes hacerlo y de manera muy muy sencilla! Echa un poco de bicarbonato en un bol, mézclalo con pasta de dientes. Después, en un trozo de papel de aluminio extiende la pasta creada y colócala en la dentura como si fuera una funda durante 15 mintuos. Enjuágate con agua por si pudiera quedar rastro de algo y... ¡a repartir sonrisas por doquier! 

+ Pestañas XXL. Cuando te estés arreglando para salir de fiesta y tras secarte el pelo, ¡no guardes el secador, puede ser tu gran aliado para conseguir unas pestañas xxl. ¿Cómo? Simplemente, antes de usar el rizador de pestañas, durante dos o tres segundos déjalo expuesto al calor del secador y después rízate las pestañas. ¿No notas algo diferente?   

+ Raíces grasientas nunca más. Es muy desagradable lavarse y secarse el pelo y darse cuenta de que las raíces tienen un aspecto grasiento, ¿verdad? Echa un poco de polvos de talcos sobre esta zona de tu cabeza, extiéndolo bien con ayuda de un cepillo o peine, ahuécate tu cabellera y ¡listo! ¿Qué aspecto tienen ahora tus raíces?

+ Recupera tu rímel. ¡A quién no le ha pasado alguan vez! Se te ha secado el rímel y lo tenías casi nuevo. ¡Vaya fastidio! Antes de tirarlo, prueba con nuestro infalible truco de belleza casero. Calienta un vaso de agua y deja reposar 10 segundos tu máscara de pestañas dentro del mismo. 

+ Exofiante de labios. Siempre que pensamos en exfoliante, nuestra mente lo relaciona con el cuerpo o con la cara, pero ¿qué pasa con nuestra boca? Es imprescindible y necesario exfoliarnos de vez en cuando los labios para quitar pellejillos que puedan salir o, también, para darles más volumen y lucir una boca como Kendall Jenner. Para lo primero, te recomendamos que te pongas sobre tus labios un poco de miel y de azúcar y te des un suave masaje. Para terminar de darlos volumen y maquillarlos, consulta el siguiente tutorial. 

+ ¿Manos secas y agrietadas? De repente una mañana en la oficina notas que tienes las manos secas, pero justo no has echado en tu neceser del bolso tu crema hidratante, pero sí que llevas tu cacao. Tienes dos opciones, bajarte a la farmacia o al supermercado más cercano, o perder menos y tiempo y dinero y ponerte en tus manos un poco de cacao. ¡Una solución de emergencia para manos secas y agrietadas

+ Desodorente casero. ¿Se te ha acabado el desodorante y no hay ninguna tienda abierta? La solución la tienes más cerca de lo que piensas. Coge un bol y echa en un recipiente 1/3 de maicena, 1/3 de bicarbonato de sodio, aceite de coco (medio vaso), unas gotias de árbol de té y muévelo bien hasta que todos los ingredientse estén bien mezclados. Vuélcalo sobre el bote original de desodorante, guárdalo en el congelador durante una hora y... ¡listo! 

¿Te animas a probar nuestros trucos de belleza caseros?