Cómo maquillarse para tapar y disimular las manchas

Andrea Collantes

Nuestro rostro es una de las partes más expuestas del cuerpo y por ello, hemos de mimar la piel al máximo para evitar la aparición de  manchas y un envejecimiento prematuro de la misma. Distintos factores como la exposición solar o las bajas temperaturas, pueden ser muy perjudiciales para nuestra piel, por ello es importante que la protejamos para evitar la aparición de irritaciones y manchas.

En la actualidad, hay una gran variedad de tratamientos dermatológicos destinados a la eliminación de las manchas, por lo que es interesante acudir a un profesional para conocer las técnicas anti-manchas según nuestro tipo de piel.

Una correcta limpieza e hidratación del rostro, tanto antes como después de aplicar el maquillaje, es clave para que el cutis se mantenga oxigenado y evitar la acumulación de impurezas en la piel.

Si ya tenemos manchas y no sabemos qué podemos hacer para cubrirlas, el maquillaje será un gran aliado para conseguirlo. Lo más eficaz a la hora de ocultar las manchas son los correctores pero es importante conocer cuál es el más indicado según el color de las manchas en nuestra piel.

Cómo elegir el corrector de maquillaje adecuado

El corrector ha de aplicarse basándonos en el círculo cromático, siempre hemos de utilizar el color complementario de la imperfección que queramos cubrir. Según esta teoría, el color de corrector indicado para cubrir las manchas rojizas es el verde mientras que el amarillo, oculta los tonos marrones habituales en las manchas producidas por el sol.

Después de aplicar el corrector, hemos de usar una base de maquillaje del mismo tono de nuestra piel. Además, es importante que la base se funda con nuestro rostro y que se note lo menos posible, ya que un exceso provocará que las manchas sean más visibles.

No olvides que la mejor manera de proteger nuestra piel es utilizando una hidratante con protector solar a diario. De este modo evitaremos que los rayos del sol penetren en la dermis y la dañen.