Aceite de oliva o limón: mascarillas para quitar la celulitis

María José Roldán Prieto

La celulitis es un mal que sufren muchas mujeres, es como tener la piel de naranja: llena de hoyuelos. La piel lisa brilla por su ausencia porque la grasa que hay debajo de la piel hace presión con el tejido conectivo y al no tener ningún lugar para salir, finalmente presiona contra la piel y hace que la piel tenga un aspecto desagradable. Pero si tienes celulitis no es necesario que te gastes mucho dinero en productos químicos, únicamente es suficiente con que aprendas a hacer algunas mascarillas para acabar con ella fácilmente.

Mascarillas para acabar con la celulitis

- Aceite de oliva virgen extra. Es posible que conozcas los beneficios para la salud del aceite de oliva virgen extra, pues si lo combinas con 10 gotas de aceite esencial, entonces tendrás una buena mascarilla para acabar con la celulitis. Usa esta combinación para masajear la zona afectada durante 10 minutos cada día y empezarás a notar los resultados.

- El zumo de limón. Exprime medio limón en un cazo de agua tibia y añade media cucharada de miel. Además de beber esa combinación para la reducción de la celulitis gracias a la desintoxicación, también puedes untarlo en tu piel para conseguir mejores resultados.

- Vinagre de manzana. El vinagre de manzana también puede ayudar contra la celulitis. Tendrás que mezclar el vinagre de manzana con aceite de oliva en una porción de 3 con 1 con lo que quiere decir que de cada 3 cucharadas de vinagre necesitarás 1 de aceite de oliva. Masajea la zona con celulitis con esta mezcla durante 10 minutos por la mañana y después dúchate como de costumbre.

- Arcilla. Puedes combinar y crear tu propia mascarilla con germen de trigo y limón para crear arcilla y combatir la celulitis en tus piernas.

- Ralladuras de naranja. Necesitarás avena, yogur y ralladura de naranja, ¿verdad que lo tienes todo en la cocina? Sólo necesitarás combinarlo todo y aplicar la mezcla a tus piernas. Puedes hacerlo de 3 a 5 días a la semana y dejar que actúe durante 10 minutos. Después, lava tus piernas con agua tibia.