Qué hacer si se te engancha o rompe una uña: trucos prácticos y efectivos

Pasos para arreglar tu manicura a la perfección

Beatriz Martínez

'¡Se me ha roto una uña!' No, no es ningún drama, pero sí una faena con la que no contabas. Y es que, a la que nos gusta ir siempre perfectas, eso de que se te enganche o se te rompa una uña, es algo que no gusta para nada y que puede dar al traste con el look que te habías pensado, ¿verdad? Tranquila, existen algunos trucos prácticos y efectivos que puedes hacer desde ya. 

Trucos (sencillos y prácticos) para arreglar tu uña rota

Si se te ha roto o se te ha enganchado una uña, lo que debes hacer es comprobar hasta dónde abarca la rotura y, después, optar por la solución que más te convenga de las que te presentamos a continuación. ¡Tu uña volverá a estar como antes!

1 Lima y recorta las uñas

Si la rotura no es profunda pero sí que abarca casi toda la uña, o bien no tienes mucho tiempo de arreglar el desastre, lo que puedes hacer es recortar la uña dañada y limarla para que quede corta, pero lisa y sin astillas. A continuación tendrás que hacer lo mismo con el resto de tus uñas para que vayan iguales.

Puede que no contaras con tener las uñas cortas, pero es mejor eso que llevarlas de distinto tamaño. Además, no hay nada que no solucione un buen esmalte de uñas, sobre todo para darles un toque moderno mientras te vuelven a crecer.

2 Utiliza un pegamento especial de uñas

Se trata de limar un poco la superficie de la uña, lo justo para que quede lisa y lo más igualada posible. A continuación, aplica una o dos capas de pegamento especial de uñas, mejor si es de secado rápido. Una vez lo tengas listo verás que la grieta o el espacio que ha quedado en tu uña se ha rellenado, es decir, queda cubierto y no hay riesgo de que se te enganche en la ropa.

Para terminar, ponte una capa de esmalte transparente para que dar uniformidad. No es que sea una solución muy duradera, de hecho, puede que tengas que poner un poco de pegamento cada día o cada segundo día, pero desde luego de que va a dar el pego, tu uña se verá como si no le hubiera pasado nada.

3 El truco de la bolsita de té

Seguro que te lo ha contado tu mejor amiga o que lo has visto en las redes sociales. Es un truco para arreglar una uña rota o que se te ha enganchado súper efectivo. Cortas un pequeño trozo de una bolsita de té y lo colocas sobre la uña rota con ayuda de un pincel fino y un pegamento especial de uñas.

Una vez se ha secado el pegamento, deberás limar la uña y ponerle esmalte por encima para que no quede ni rastro de la bolsita de té. Al igual que con el truco de antes, este tampoco es que sea muy duradero, pero por lo menos podrás llevar el look del día sin imperfecciones que valgan.

4 Recurre a una uña postiza para solucionar lo de tu uña rota

Si ninguno de los consejos de antes te vale o bien la uña está tan rota que poco se puede hacer por ella, lo que puedes hacer entonces es ponerte uñas postizas. Te la puedes poner solo en el dedo de la uña rota pero, si quieres que quede bien, póntelas en todas las uñas para que tu manicura quede excelente. Una vez tu uña ha vuelto a crecer podrás retirar las uñas postizas si así lo deseas.

Último consejo, cuida siempre tus uñas, hidrátalas con aceite de cutículas y sigue una alimentación sana para que estén fuertes. ¡Será lo mejor para evitar futuras uñas rotas!

Puedes leer más artículos similares a Qué hacer si se te engancha o rompe una uña: trucos prácticos y efectivos, en la categoría de Uñas en Diario Femenino.