Cómo bajar de peso y tener un abdomen plano en 5 pasos

Sergio Gallego

Conseguir bajar de peso y adelgazar unos cuantos kilos no es una tarea tan complicada aunque si es importante la constancia y una serie de hábitos saludables. Si quieres tener un abdomen totalmente plano y perder algo de peso, no pierdas detalle de los siguientes pasos que debes seguir en tu día a día y verás como en muy poco tiempo consigues tener una espléndida figura y decir adiós a esos kilos de más que tanto te preocupan. 

5 pasos para adelgazar y tener un vientre plano

- Dieta diaria. La clave para perder peso y conseguir eliminar toda la grasa de tu cuerpo está en seguir una dieta sana. Debes evitar comer carbohidratos como el arroz o la pasta y sustituirlos por hidratos integrales. Tu dieta debe girar en torno a las veduras, las frutas y los frutos secos. Etá totalmente prohibida la ingesta de grasas dañinas y poco saludables como los dulces o los fritos.

- Alimentación equilibrada. Es importante que no te saltes las comidas y hagas unas 5 al día. Debes comer de todo y aportar diversos nutrientes a tu organismo. Una alimentación equilibrada te permitirá perder poco a poco esos kilos de más y recuperar tu figura.

- Beber más agua. Si te hidratas perfectamente  conseguirás perder peso de forma sana. Olvida los refrescos con gas y las bebidas energéticas, lo mejor es beber agua para conseguir depurar el organismo y eliminar todas las toxinas e impurezas del mismo.

- Ejercicio cardiovascular. Si lo que quieres es adelgazar y conseguir un vientre plano es importante hacer un poco de deporte de forma habitual. Lo más aconsejable es practicar ejercicio cardiovascular como correr o montar en bicicleta, de esta forma conseguirás gastar casi 300 calorías al día.

- Dormir bien. Dormir bien te va a ayudar a quemar grasa ya que el metabolismo trabaja mejor y facilita la quema de calorías de tu cuerpo. De esta manera, no es que adelgacemos, pero sí que nuestro cuerpo hará la digestión mucho mejor y no acumularemos peso. Lo más aconsejable es dormir de 7 a 8 horas diarias.