Recetas sencillas para sorprender en el Día del Padre

Platos para el Día del Padre muy sencillos y fáciles de preparar

Sergio Gallego

Comida del Día del Padre

Ya queda menos para que  se celebre el Día del Padre, una fecha muy importante para pasar en familia y disfrutando de unos deliciosos y exquisitos platos. Para dicha ocasión puedes tomar buena nota de una serie de recetas muy sencillas y fáciles de preparar, que harán las delicias de todos y que harán de dicho día un momento realmente único y especial.

Recetas fáciles para hacer durante el día del Padre

- Queso frito. Se trata de un entrante perfecto muy sencillo de hacer y que hará las delicias de todos. La clave de este plato está en elegir un queso de buena calidad y disfrutar del mismo. Vas a necesitar 500 gramos de queso, harina para rebozar, aceite de oliva y mermelada para acompañar. En primer lugar debes cortar el queso en dados de dos dedos de grosor y poner a calentar el aceite en la sartén. Reboza los taquitos de queso y friendo en el aceite bien caliente. Cuando veas que están dorados, ve sacando a una fuente. Sirve el queso frito con la mermelada que más te guste y disfruta.

Recetas sencillas para sorprender en el Día del Padre

- Lubina a la sal. Como plato principal puedes elaborar una deliciosa lubina a la sal. Lo primero que tienes que hacer es precalentar el horno a 190 grados y coger un bol para mezclar un kilo y medio de sal gorda especial junto con un vaso y medio de agua y el zumo de medio limón. Coge un poco de esta pasta y cubre el fondo de la bandeja de horno. Acto seguido coloca los filetes de lubina con un par de hojas de laurel en su interior. Coge el resto de la sal y cubre toda la lubina. Deja hornear durante unos 30 minutos y espera unos minutos a que se enfríe. Con la ayuda de un tenedor elimna toda la capa de sal y sirve los filetes de lubina con un chorro de aceite de oliva por encima. 

- Crema catalana. Para elaborar el postre no hay nada mejor que algo típico y tradicional como la crema catalana. Vas a necesitar medio litro de leche, 4 yemas de huevo, 75 gramos de azúcar, 15 gramos de maicena, la piel de un limón y una rama de canela. En primer lugar pon a hervir la leche junto con la canela y el limón. Coge un bol y mezcla las yemas de huevo junto con el azúcar y la maicena hasta obtener una mezcla homogénea. Acto seguido añade dicha a la mezcla y espera a que vaya espesando. Vierte la crema en moldes individuales y deja enfriar. A la hora de servir, quema un poco de azúcar por encima y disfruta de este delicioso postre