10 planes para Navidad gastando poco o nada de dinero

Ahorra esta Navidad con estos planes baratos

Tamara Sánchez

Que si los regalos, que si el look para la fiesta de Nochevieja, que si las cenas navideñas… La Navidad es una época muy especial y mágica, pero también es una época en la que nuestro bolsillo se resiente. El desembolso de dinero que hay que hacer en estas fechas es muy grande, hasta tal punto que dejamos nuestra cuenta corriente temblando en la temida cuesta de enero. Pero como tampoco es plan de amargarse y no disfrutar en absoluto de las fiestas, hemos hecho una recopilación de 10 planes para Navidad gastando poco o nada de dinero. ¡Tu tarjeta de crédito nos lo agradecerá!

Planes para Navidad gastando poco o nada de dinero

Pasea por tu propia ciudad

En Navidad, las calles de la mayor parte de países del mundo se tiñen de un ambiente muy especial. La decoración y la iluminación navideñas son dos de las señas de identidad de esta época. Este es un momento perfecto para que salgas a la calle y explores el lugar donde vives desde un punto de vista totalmente distinto al del resto del año. Te encantará la magia y la ilusión que se desprende por cada rincón. Además, la programación en esta época suele incluir exposiciones muy interesantes y conciertos destinados a toda la familia. ¿Lo mejor de todo? Este tipo de eventos suelen ser muy baratos en Navidad e incluso si buscas bien podrás encontrar algunos gratis. ¿No te parece un planazo?

Intercambio de idiomas

No, no te estamos animando a que te apuntes a una costosa academia de idiomas en la que te pasarás horas y horas dando clases de gramática y de las que saldrás sin saber decir ni una sola palabra. ¿Nunca has oído hablar de los bares de intercambio de idiomas? Se trata de locales en los que además de poder disfrutar de un buen café o una copa de vino, podrás charlar de forma totalmente gratuita con otras personas en el idioma que más te apetezca. Podrás tener una larga conversación o tertulia alrededor de una mesa o, si eres un poco más tímida, podrás contemplar un listening de acentos desde el fondo de la barra. La Navidad es el momento perfecto para llevar a cabo un plan así ya que seguramente dispondrás de más tiempo libre. ¡Anímate!

DIY

Seguramente hayas visto en un centenar de ocasiones estas siglas en Internet. Significan “Do It Yourself” en inglés que traducido al castellano vendría a ser “Hazlo tú mismo”. Recopila papel, tijeras, rotuladores y pegamento que tengas por casa y anímate a diseñar tu propia decoración navideña para tu hogar. En Youtube encontrarás millones de vídeos donde te mostrarán cómo hacer bolas de colores o estrellas para el árbol de Navidad. Con este plan tendrás un doble beneficio: Por un lado te divertirás con muy poco dinero y, por otro, ahorrarás haciendo los adornos tú misma en lugar de comprarlos. Investiga y ¡manos a la obra!

Ve a la biblioteca y lee un libro

Hoy en día, nos hemos acostumbrado tanto a leer libros en formato digital que hemos olvidado por completo lo placentero que es sentarse en el sofá a leer un buen libro y disfrutar de su textura y su olor. La lectura es un plan excelente y muy barato para los ratos libres en Navidad. Además, si quieres hacer esta actividad aún más divertida, puedes organizar un club de lectura con tus amigos y reuniros una vez a la semana para intercambiar libros y opiniones sobre éstos. ¡Lo pasaréis bomba!

Escribe un blog

¿Hay algún tema en concreto que te apasione muchísimo? ¿Sabías que puedes ganar dinero escribiendo sobre lo que más te gusta? ¡Solo necesitas un ordenador y un poco de ingenio! Utiliza tu tiempo libre en Navidad para abrir un blog y escribir sobre tu mayor hobbie: Puedes hacerlo sobre viajes, moda, belleza, gastronomía… ¡Lo que más te llame la atención! Sé constante y verás como poco a poco tus artículos van generando más y más tráfico. Con el paso del tiempo, cuando ya tengas una gran cantidad de lectores, podrás ganar algo de dinero vendiendo espacios publicitarios en tu página. ¿A qué suena bien?

Spa en casa

¿Estás estresada por las compras y los preparativos navideños? ¿Necesitas relajarte y dispones de una tarde libre? No lo dudes, el mejor plan para Navidad gastando poco o nada de dinero es montar tu propio spa en casa. Solamente necesitarás unas velas, sábanas y toallas limpias, exfoliarte corporal, productos faciales y lo necesario para hacerte una manicura y pedicura. Cuando tengas todo esto listo, llena la bañera con agua templada y unas gotas de aceite de lavanda y ¡relájate!

Ponte en forma

No hay mejor manera de emplear el tiempo libre de las navidades que poniéndose en forma. Llama a tu mejor amiga y proponle echar un partido de paddle o invita a tu pareja a correr por el parque. Si hace frío abrigaros bien, pronto entraréis en calor. Si convertís esto en una rutina y fijáis objetivos, podéis transformar esta práctica en un verdadero desafío. ¿Qué tal si te lo marcas como propósito de año nuevo! ¡Deporte y salud sin gastar dinero!

Juegos de mesa

¿Día de lluvia en Navidad y tú sin saber qué hacer? No hay mejor plan que recurrir a los viejos y queridos juegos de mesa. Son una alternativa muy buena para divertirse en familia, con amigos e incluso con los más pequeñines de la casa. ¿No dispones de ningún juego de mesa en tu casa? ¡No te preocupes! Seguro que sí tienes una baraja de cartas y con ella también podréis jugar y divertiros al máximo sin gastaros ni un solo centavo.

Haz fotografías

¿Te apasiona hacer fotos? ¡Estás de enhorabuena! La Navidad es una de las mejores épocas del año para sacar este hobbie a pasear. Las calles están preciosas y merece la pena capturarlas con una buena instantánea. Con un poco de suerte podrás encontrar paisajes nevados y la magia se multiplicará por mil. Además, no hace falta ser un experto ni tener la mejor cámara del mundo, podrás utilizar tu teléfono móvil y descargar alguna aplicación gratuita para editar. Hoy en día, gracias a estas herramientas puedes sacar fotos increíbles. ¡Imprímelas y crea tu propio álbum!

Aprende a cocinar nuevos platos

Se acerca la Navidad y muy pronto tendrás que preparar las cenas para Nochebuena y Nochevieja. ¿Todavía no tienes el menú navideño pensado? Tranquila, ¡estás a tiempo! Puedes robarle (o tomar prestado) el libro de recetas a tu abuela y lanzarte a cocinar nuevos platos. Si no te salen bien a la primera no pasa nada, puedes seguir practicando. De esta forma, cuando lleguen los días festivos podrás sorprender a todos tus familiares con recetas riquísimas para chuparse los dedos. ¿Preparada para gastar poco o nada de dinero en Navidad? ¡Ñam, ñam!