Ansiedad por la ausencia de seres queridos en Navidad

Laura Sánchez
Laura Sánchez Especialista en interpretación de sueños

El aumento de los casos de ansiedad y depresión en la época Navideña es más que evidente. Como también es evidente la influencia negativa que sobre nuestro estado de ánimo tiene la Navidad. Uno de los motivos que más ansiedad genera en estas fechas es la ausencia de seres queridos.

Una ausencia de nuestros seres queridos que generalmente es debido a un fallecimiento, pero que muchas veces es simplemente una distancia imposible de salvar por motivos económicos, laborales o de salud. En cualquier caso, la ausencia de un ser querido, se nota mucho más en Navidad.

Por qué la ausencia nos duele más en Navidad

Todas lo hemos sentido. Ese dolor profundo y desgarrador de la falta de una persona que queremos cuando estamos sentadas en torno a una mesa familiar. Ese dolor por la ausencia de una persona que ha muerto, no desaparece nunca, si acaso va disminuyendo con el tiempo. Pero en Navidad se hace más intenso, la ausencia duele más.

Nos preguntamos los motivos de esa ansiedad que nos genera la ausencia de un ser querido en Navidad porque no deja de ser una contradicción que nos aterrorice la idea de las reuniones familiares y, sin embargo, deseemos con todas nuestras fuerzas que se sumen los que no están. ¿Por qué íbamos a desear que estuvieran a nuestro lado si ni siquiera nosotras queremos estar ahí?

Es una contradicción que no podemos resolver porque entran en juego sentimientos profundos e incontrolables, como la nostalgia, la tristeza, la impotencia, la pena o la dependencia. Porque por más que cada año nos demos de bruces con la realidad, en el fondo seguimos creyendo en esa Navidad familiar donde todo es armonía y paz.

Cómo reducir la ansiedad por la ausencia de seres queridos

Especialmente difíciles son las primeras Navidades que pasamos sin una persona, porque aún estamos atravesando el duelo por la muerte. En ese caso, depresión, tristeza y llanto son considerados normales y, a no ser que estemos ante un duelo patológico, que nos impida realizar nuestras actividades cotidianas, debemos dejar que sea el tiempo que nos haga sentir mejor.

Pero hay algunas actitudes que podemos transformar para paliar un tanto esa ansiedad por la ausencia de los seres queridos en Navidad. Y es cambiar nuestra forma de acordarnos de ellos. El recuerdo de un ser querido que ya no está con nosotras puede llegar de forma alegre, con cariño, con cierta nostalgia, pero sin tristeza, sobre todo si nos dedicamos a visualizar los momentos más divertidos.

Algo que no tiene nada que ver con el amor ni con el cariño que sentíamos por las personas que ya no están es el sentimiento de culpa. Un sentimiento de culpa que no nos permite ser felices sin esas personas, que no nos deja disfrutar de la Navidad porque ellos ya no están. Pero si pudiéramos preguntar a todos esos ausentes cómo les gustaría que pasáramos la Navidad, la respuesta sería bien clara. Felices.

Puedes leer más artículos similares a Ansiedad por la ausencia de seres queridos en Navidad, en la categoría de Ansiedad en Diario Femenino.

Publicado:
Actualizado: